En clave electoral, Bullrich quiere resucitar Cambiemos local

La presidenta del macrismo nacional visitará las dos ciudades que renuevan autoridades municipales: Despeñaderos y Río Cuarto. Con su llegada el jueves, se realizará el primer timbreo en la provincia, post derrota nacional de octubre.

Por Yanina Passero
[email protected]

bullrichEl PRO nacional, cuando escuchaba los consejos directos del jefe de gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, decidió librar a su suerte las elecciones municipales de la provincia en la que se despedazó su preciada criatura: Cambiemos. Los radicales perdieron más de 50 municipios, los macristas otros tantos al punto de que hoy no cuentan con un foro de intendentes netamente amarillo.

Pasó la derrota de Juntos por el Cambio en octubre, se contaron las pérdidas, se comenzaron por algunos ajustes internos. Peña quedó sumido en un segundo plano y emergió la figura de la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, como salvaguarda del PRO, primero, y de la alianza, después.

La actual presidenta del partido que fundó Macri en Capital Federal llegará este jueves a la provincia con agenda exclusivamente electoral. Justamente, visitará las dos ciudades que renuevan autoridades municipales en los próximos meses, Despeñaderos y Río Cuarto. Los comicios locales que desde la cúpula del macrismo alguna vez subestimaron, hoy ocupan la agenda partidaria nacional. El objetivo es doble: dinamizar el macrismo cordobés atento sólo a su propia interna e insistir en la continuidad de Cambiemos como única herramienta de alternativa y oposición al kirchnerismo/albertismo.

En resumidas cuentas, Bullrich se concentrará en brindar su apoyo a los candidatos, con anuncios y recorridas pautadas. Pero para que el folklore cambiemita no quede en el olvido también dejará inaugurado el regreso de los famosos timbreos, que se apagaron con la ilusión de gobernar el país un segundo período.

La primera parada será en Despeñaderos. La agenda resta ser pulida pero prevé un contundente respaldo PRO al exsenador radical y candidato a intendente, Héctor Penna. El objetivo es lograr romper la polarización entre la exponente de Hacemos por Córdoba, Carolina Basualdo, y su competidor del vecinalismo, Hugo Olmos. La disputa electoral será el 19 de abril.

Los organizadores de la recorrida adelantaron que en la ciudad que gobernaba el fallecido Juan Carlos Cimadamore se hará un encuentro con vecinos y una mateada.

En tanto, será en Río Cuarto donde Bullrich concentrará el grueso de sus actividades. Junto a una comitiva de dirigentes PRO, la exministra acompañará al radical Gabriel Abrile en la presentación de su programa de seguridad para la ciudad del sur provincial.

Posteriormente, se conversará con medios locales y mantendrá un encuentro con jóvenes. El timbreo por la ciudad será la apuesta fuerte para movilizar al electorado que apoyó a Cambiemos. La jornada cerrará con una cena para recaudar fondos para la campaña.

La agenda forma parte de los nuevos objetivos del macrismo nacional. En el primer plenario de autoridades amarilla del viernes pasado, Bullrich destacó la importancia de mantener la unidad dentro de Juntos por el Cambio y dijo que uno de los ejes de la nueva etapa será consolidar el despliegue territorial del PRO en todo el país.

Además, reforzó la importancia de reafirmar los valores partidarios. “Vamos a dar el debate acentuando nuestras ideas de libertad, de apertura defensa de los derechos ciudadanos y de un país en producción. Un país que permita la autonomía de las personas para crear proyectos de vida”, agregó.

“Nuestro objetivo es volver a gobernar, para transformar un modelo cultural que achata al país, sabiendo qué cosas tenemos que cambiar y qué cosas acentuar de nuestra propia historia, resaltando que nuestras ideas son aquellas que le van a dar a la Argentina el desarrollo y el progreso que todos los argentinos queremos”, sostuvo Bullrich.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como anfitrión, planteó la necesidad de poner mucho esfuerzo en la construcción federal del PRO y poner el esfuerzo en la elección parlamentaria del 2021. “Queremos también ayudar a que todos vean lo que podemos hacer por la gente desde la gestión”, explicó. Y cerró: “El modelo de la Ciudad de Buenos Aires está abierto a nuestros intendentes y legisladores de todo el país”.