PJ Capital busca blindarse ante avance caserista

El peronismo capitalino abandona su letargo ante la amenaza del senador nacional, que ya ha empezado a idear en Córdoba un armado territorial, con vistas a las internas en el partido. El plan: contener a quienes quedaron afuera tras el 12-M, intensificar trabajo territorial, y devolver a Alejandra Vigo el centro de la escena.

Por Felipe Osman

El PJ capital es, antes que nada, una herramienta electoral. Ese es su principal objeto. Y a decir verdad, logró su cometido –con creses- en las últimas elecciones provinciales-municipales, cuanto sentó en el Palacio 6 de Julio al actual intendente Martín Llaryora y ayudó a la reelección del gobernador Juan Manuel Schiaretti.

Pero después de las elecciones legislativas, y con un  calendario más que despejado, el PJ volvió a un profundo letargo, en el que hubiera permanecido hasta el año próximo de no  ser por las elecciones internas que se avecinan en el partido.

Es precisamente esta cercanía, sumada a la alerta que genera el incipiente armado territorial que el senador nacional Carlos Caserio diseña para la capital, lo que ha activado el metabolismo del PJ Capital, que ya proyecta un plan de acción para blindar la ciudad.



Recordemos que Caserio ha comenzado a reunir referentes de la capital para trabajar en el desarrollo de una estructura territorial en la capital, entre ellos: Olga Riutort, Dante Heredia, y el ex secretario de transporte de la provincia, Gabriel Bermúdez, hoy integrante del gabinete nacional como sub secretario de Transporte de la nación.

La idea de este armado sería crecer y fortalecerse en coto históricamente reticente al peronismo, y que hoy está bajo  el control de la diputada nacional Alejandra Vigo.

Ante esto, el PJ Capital ya empieza a delinear un plan de acción que consiste, principalmente, en tres puntos.

En primer lugar, Hacemos por Córdoba sabe que no facilitará ni un ápice el asunto al caserismo. Y si las internas finalmente llegaran a sustanciarse -cosa que pocos ven como algo posible-, presentará como candidatos a sus mejore referentes. En la capital, esa no sería otra que la mismísima Vigo.

En segundo término, el peronismo provincial hará sus máximos esfuerzos para saldar cuentas con todos los dirigentes que participaron en las últimas campañas electorales y que aún no han sido cobijados por el oficialismo provincial o municipal.

Y finalmente, se relanzará la presencia de Vigo, jefa de la capital, en las diferentes seccionales de la ciudad para que tanto los vecinos como los militantes y los dirigentes de cada barrio tengan presente que la jefa de la capital es la primera dama provincial, y que es ella quien controla los destinos del peronismo de este lado de la circunvalación.