¿Sin permiso para hablar?

El periodista conversaba con su informante del Concejo, que lo mantiene al tanto de los asuntos que transitan por el Legislativo Municipal. Resuelta la charla se quedaron conversando de temas menores.

Periodista: … ¿y qué pasa que hay tanto silencio desde el Palacio 6 de Julio?

Informante del Concejo: Y bueno… de momento no hay muchas buenas nuevas para dar…

P.: Bueno, pero tampoco se explican las malas…

I.C.: Y bueno… En el Concejo no pasa lo mismo le digo… Es más, hay uno que no lo pueden parar cuando se le acerca la prensa.

P.: No me diga.

I.C.: Ja, ja. Ya veo como le brillan los ojos.

P.: Deme un nombre.

I.C.: Y… me compromete. Pero le doy una pista para que lo pueda sacar: antes se sentaba más atrás, y ahora lo pasaron adelante en el Concejo para tenerlo más cortito.

P.: Diego Casado.

I.C.: Ni confirmo ni desmiento.