Briner, con alfonsinistas, piden más UCR y fin de Cambiemos

Criticaron el “silencio” de dirigentes radicales cercanos al macrismo.

UCRDirigentes alfonsinistas, y otros independientes de los grupos internos de la Unión Cívica Radical, elaboraron y difundieron un breve comunicado en el que sentencian que la alianza Cambiemos concluyó el 27 de octubre del año pasado, el día de las elecciones presidenciales.

Los críticos de la coalición almorzaron días atrás en un restaurante ubicado frente a la Plaza Colón, en barrio Alberdi. A los postres, firmaron el texto que expresa “la necesidad de recuperar la identidad partidaria, después de la participación durante cuatro años del gobierno de Cambiemos”.

Los comensales y suscriptores del comunicado fueron el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia; el intendente de Bell Ville, Carlos Briner; los referentes de los grupos Identidad Radical y Asamblea Radical, Dante Rossi y Sergio Piguillem, respectivamente; el secretario del Comité Capital, Martín Lucas; el secretario general de la Organización de Trabajadores Radicales Nacional, Javier Varetto; el intendente de Villa del Totoral, Sebastián Peralta; los concejales de Villa General Belgrano, Huerta Grande y Cruz del Eje, Sergio Favot, Lucrecia Cavanna y Yanina Pérez; las dirigentes Viviana Pomiglio, de Río Cuarto, y Nora Landart, de Villa María; y el ex diputado nacional Elvio Molardo.

Briner está anotado como candidato a presidente del Comité Central de la UCR -y el bellvillense comenzó a moverse en la ciudad de Córdoba-, pero algunos de los participantes aclararon que el encuentro no implicaba un respaldo en este momento.



El comunicado llama a “recuperar la identidad” de la UCR luego de participar de un gobierno que, afirma, “dejó un saldo francamente negativo en materia social”.

“Los dirigentes radicales con más roce con el gobierno de Macri prefirieron el silencio a la necesidad de impulsar un cambio, que a la postre significó la derrota del 27 de octubre en primera vuelta”, señalaron. No dieron nombres propios, pero el radical más vinculado al gobierno de Mauricio Macri fue el diputado nacional Mario Negri.

“Cambiemos terminó el 27 de octubre y ahora hay que hacer más radicalismo”, concluyeron.

Storani

Por otro lado, dirigente bonaerense Federico Storani consideró ayer que la gestión del ex presidente Mauricio Macri fue “extremadamente mala” y entendió que “está muy pero muy lejos” de demostrar tener “dotes de estadista y de liderazgo” para encabezar la oposición.

“Me parece muy desafortunado que en su primera aparición, muy poco tiempo después de haber dejado el poder, sea repartir responsabilidades a diestra y siniestra como si no hubiese tenido nada que ver con la gestión”, evaluó.

“No hizo absolutamente ningún balance, ninguna autocrítica”, remarcó Storani, para quien Macri “está muy pero muy lejos de revestir el carácter de una persona que puede tener dotes de estadista y de liderazgo”.

Además, opinó que un “partido histórico y con tradición” como el radicalismo “está más en condiciones” que el PRO de liderar el “bloque importante que representa a un 40 o 41 por ciento” de la población, “que es extremadamente heterogéneo y que tiene que tener un contenido profundo”.

“Está más en condiciones de brindarlo un partido histórico, con tradición, en la medida que el propio partido haga un balance, una autocrítica, que una propuesta de Macri, que no tiene una historia, o una tradición, o un arraigo, y que ha demostrado en su gestión haber sido muy pero muy deficiente”, sostuvo Storani.