PJ Córdoba: Caserio advirtió con ruptura en 2023 y hacer “camino propio”

El senador reclamó que el peronismo cordobés se integre al peronismo nacional y al gobierno de Alberto Fernández, y sostuvo que “su espacio” podría tomar decisiones electorales al margen de la voluntad del gobernador Schiaretti. “En el recambio podemos estar juntos o no”, señaló con traje de candidato en declaraciones a un portal de noticias. Guiño al peronismo K que encabeza Gabriela Estévez.

Por Bettina Marengo
[email protected]

CaserioEn un claro mensaje al gobernador Juan Schiaretti, mientras juega como interlocutor del peronismo cordobés ante Alberto Fernández, el senador Carlos Caserio advirtió sobre una ruptura en el PJ provincial si el partido no se integra al peronismo nacional que gobierna el país desde el 10 de diciembre pasado. El dirigente pidió terminar con el “cordobesismo” y reclamó unirse a otros peronismos, como el peronismo K, antes que hacer alianzas con “sectores que dejaron el radicalismo o sectores con una trayectoria antiperonista”, en lo que fue un obvia crítica a la alianza Hacemos por Córdoba impulsada por el mandatario provincial.

El punillense apuntó al horizonte electoral del 2023, cuando Schiaretti finaliza su tercer mandato no consecutivo y se abre un escenario de recambio político en el PJ Córdoba, para el cual hay varios anotados. “En 2023 podemos estar juntos o no”, admitió en declaraciones al portal web Política Córdoba Verdad, y se posicionó: “Si el peronismo de Córdoba sigue aislándose y pensando que no tiene que interrelacionarse con nadie a nivel político nacional, evidentemente lo más probable es que sigamos nuestro camino, esto es una definición que tenemos”. En concreto, el legislador nacional reclama que Schiaretti se alinee con el gobierno de Alberto Fernández y que permita que el peronismo cordobés se integre al nacional, cerrando la distancia que tomaron José Manuel de la Sota y el actual gobernador durante la década K.

Caserio no lo mencionó, pero antes de 2023 hay una parada legislativa clave: los comicios legislativos del 2021, cuando Córdoba elegirá diputados y senadores nacionales. En el Centro Cívico descuentan que el dirigente buscará su reelección en la Cámara alta.



Aunque no logró su objetivo de presidir el bloque oficialista en el Senado, y luego quedó en medio de un ida y vuelta por la titularidad del Ministerio de Transporte de la Nación, en ambos casos por el veto de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Caserio se consolidó como hombre de Alberto Fernández en Córdoba y cerca suyo lo ven como un natural candidato a gobernador del peronismo cordobés. Uno más del grupo que integran Martin Llaryora, Manuel Calvo, Martín Gill y algunos otros.

Lidera un grupo de intendentes con los que apunta al despliegue territorial, y ubicó a algunos de sus más cercanos colaboradores en puestos clave del gobierno nacional. Las versiones indican que los nombramientos de “caseristas” aún no han terminado, pese a que algunos de los posibles funcionarios temen cometer “parricidio” con la figura del gobernador y jefe del PJ.

Por lo pronto, en las declaraciones realizadas al sitio de noticias mencionado, el dirigente blanqueó que lidera un “espacio” dentro del PJ Córdoba, que podría tomar decisiones al margen de lo que disponga Schiaretti, si éste no lleva al peronismo a una integración con el PJ y el gobierno nacional. Con todo, el senador indicó que no promueve una división del oficialismo, que a la postre pondría en peligro la hegemonía delasotista-schiarettista que se mantiene desde 1999.

En ese sentido, el senador reclamó un acercamiento del peronismo cordobés al peronismo kirchnerista, hoy representado básicamente por La Cámpora y la Mesa Peronista que conduce la diputada Gabriela Estévez. “Para mí son todos compañeros peronistas, que avanzan hacia un espacio común en Córdoba, nosotros creemos que el peronismo de Córdoba debe tener un alineamiento y una relación permanente y constante con el presidente” de la Nación, manifestó. “Es hora de que el peronismo cordobés sea parte del peronismo nacional”, remarcó, aunque sostuvo que no está llamando a internas partidarias para dirimir una nueva alineación del peronismo provincial.