Suoem copia a Uepc: amenaza con romper racha de Mestre en escuelas

Aseguran que no podrán iniciar el ciclo lectivo 2020 por falta de reparaciones edilicias y de gas natural en casi la mitad de los 33 establecimientos.

SuoemSeis de marzo de 2019. El entonces intendente de Córdoba, Ramón Mestre, recorría los 100 metros que separan el Jardín Maternal “Rayito de Sol” y el patio de la escuela municipal de barrio Los Plátanos, para dar  inicio al primer día de clases en todo el sistema educativo municipal.

“Empieza un nuevo ciclo lectivo con todo preparado”, se enorgullecía el radical en su discurso, para recordar después las obras y tareas de mantenimiento, herrería, albañilería, plomería, pintura ejecutadas en las escuelas durante todo el verano.

“Valoramos que empiecen las clases en término por octavo año consecutivo”, destacaba, sin duda, el mérito al recordar que sería su último acto de inauguración del ciclo lectivo como intendente de la ciudad. Para que quedara claro refrescó a los vecinos, alumnos y docentes que se invirtieron más de 30 millones de pesos para abrir las aulas nuevamente.

Para el 2020, el Suoem tiene otros planes. Altas fuentes de Educación admitieron que los chicos tendrán que esperar un poco más para reencontrarse con sus compañeros y docentes si el nuevo equipo del Ejecutivo, ahora encabezado por el peronista Martín Llaryora, no da prioridad a las reparaciones edilicias y de funcionamiento.



Por caso, denuncian que la mitad de las 33 escuelas municipales no tienen conexión a la red de gas natural desde diciembre. Estos establecimientos ofrecen desayuno y merienda a los alumnos porque, en su mayoría, trabajan con poblaciones muy humildes.

Cierto es que el marco de la emergencia, se prorrogaron los contratos de concesiones de servicios como por ejemplos, de bacheo, poda y mantenimiento de espacios públicos entre otros. Los responsables del mantenimiento de los edificios escolares deberían comenzar los trabajos en febrero, pero hay que recordar que ya el Suoem había impugnado a las contratistas y la demora en iniciar las refacciones en 2019.

Como sea, los municipales buscan algún resquicio donde mostrar su fuerza a Llaryora. Parece que copiará la receta del líder de la Uepc, Juan Monserrat, quien marca el pulso de las negociaciones con el Panal al inicio del año.

Ahora bien, comienza a delinearse la nueva embestida sindical por las tercerizaciones de servicios. Como suelen repetir los voceros gremiales, el empleado municipal podría resolver con eficiencia los trabajos en carpeta –supuestamente- de manera más económica y amigable con las arcas municipales. De todas formas, los contratos con empresas privadas son habituales en la historia del municipio y un punto de fricción con el Suoem que denuncia quita de funciones laborales.

Cómo manejará Llaryora ese frente aún está por verse porque lleva apenas poco más de un mes en funciones. Hasta ahora dieron señales verbales de querer reivindicar al agente municipal y descomprimir el gasto potenciando los recursos humanos propios.

Igual, en el gremio ya lanzan sus sospechas al asegurar que el receso administrativo de enero se habría determinado para tener el camino libre para la contratación de empresas privadas para el mantenimiento de calles, cordón cuneta y colocación de luminarias.