Hasta mayo, Nación destinará $5000 millones al transporte del interior

En las provincias advierten que esa cifra no alcanza para congelar tarifas. Para frenar subas la decisión deberá ser reconducir otras partidas. La decisión de la Rosada fue "reactivar" el Fondo Compensador creado en 2019.

Hasta mayo el Ministerio de Transporte de la Nación resolvió destinar $5000 millones al transporte público urbano e interurbano en el interior del país, a través de la reactivación del Fondo Compensatorio de subsidios que existe desde el año pasado. Fuentes del Gobierno de Córdoba prefirieron no adelantar opinión sobre si la medida sirve para frenar la suba en el interurbano; la misma situación se da en la Municipalidad. La lógica indica que, salvo que se redireccionen recursos de otras áreas, el monto no alcanza para que provincias congelen tarifas por 120 días.

Por un comunicado Transporte de la Nación indicó que el fondo podrá ser suscripto por las diferentes provincias a partir de una agenda de reuniones previstas para la semana que viene entre las autoridades locales de cada jurisdicción y la Casa Rosada. Agrega que se lleva adelante un “análisis integral del sistema de subsidios en su conjunto a nivel país, para restablecer una política de subsidios equitativa y federal de los fondos del Estado Nacional”.

En 2019 el Fondo Compensador estuvo integrado por $5000 millones más $1500 millones que se repartieron entre las ciudades de la Red SUBE que son 39 en todo el país. El formato se creó para reemplazar el reparto de subsidios por parte de la Nación. Así la diferencia entre lo que requieren los sistemas y ese dinero sale o del aumento de la tarifa o de los presupuestos provinciales y/o municipales.

Hasta noviembre, según números de la administración anterior, 25 municipios recibieron $ 950 millones y aún está pendiente el pago de diciembre, unos $ 180 millones. En el caso de las provincias, 16 se repartieron $ 4.690 millones en 2019 (Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe y Tucumán).

“Adiós al federalismo”, tituló ayer una carta Alfredo Cornejo, titular de la UCR y exgobernador de Mendoza. Se la envió al presidente Alberto Fernández y afirmó que el congelamiento de precios de boletos de trenes y ómnibus por 120 días favorece básicamente a Ciudad de Buenos Aires y Amba.

Planteó que esa medida “va en directo detrimento al interior del país, que queda afuera de ese reparto inequitativo de recursos. Esto configura una clara discriminación contra el resto de las provincias”. Economistas privados estiman que esa decisión de la Nación, sumada al freno del alza de tarifas de servicios públicos en las mismas jurisdicciones, implican entre $60.000 millones y $75.000 millones. Hay que recordar que, después de la derrota de las Paso, Mauricio Macri había puesto freno a varios de esos ítems.

La Nación sostiene que este año, por la suspensión del pacto fiscal, los gobernadores contarán con unos $ 60.000 millones que no tenían previstos recaudar ya que no deberán continuar con la baja de Ingresos Brutos y Sellos que estaba prevista.

Asistencia Financiera

Los gobernadores insisten en que sus finanzas están ajustadas y no tienen margen para resolver más subsidios. Ayer la administración nacional oficializó un anticipo financiero por hasta $5650 millones que le otorgará a las provincias de Chubut, Chaco, Río Negro, Santa Cruz y Tucumán. El monto deberá ser reintegrado “dentro del mes de su otorgamiento”, a través de retenciones en el reparto de los impuestos coparticipados.

Chubut, por caso, atraviesa una fuerte crisis y no terminó de pagar aguinaldo. El gobernador Mariano Arcioni se reunió con el ministro Martín Guzmán, ya que su provincia tiene compromisos adquiridos por $1300 millones; la jurisdicción recibirá $1000 millones.

Río Negro y Tucumán contarán con la misma cifra y Jorge Capitanich en Chaco, percibirá $2000 millones y a Alicia Kirchner en Santa Cruz le enviarán $650 millones.