Refugiados en la fe

Los hermanos Saillen, al frente del Surrbac, tras la detención de Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, cambiaron el escenario para pedir por la libertad de los capos de los recolectores.

Informante: ¿Recorrió la redes de los hijos de los referentes del Surrbac, presos en Bouwer?

Periodista: ¿Ofrecieron otro gran asado a los afiliados?

I.: No. Esta vez el escenario tenía aires místicos.

P.: Me intriga.

I.: Ofrecieron una misa en una parroquia para pedir por el final del encarcelamiento preventivo.

P.: Se pusieron en manos divinas.

I.: Y citaron al Papa Francisco. Leo textual: “El encarcelamiento preventivo, cuando es impuesto sin que se verifiquen las circunstancias excepcionales que lo habilitan, o por un período excesivo, vulnera la presunción de inocencia y el principio según el cual todo imputado debe ser tratado como inocente hasta que una condena firme establezca su culpabilidad”.