Todos a favor, pero descartan recorte salarial en el Concejo

Los ediles cordobeses se mostraron a favor del descuento del 30% de la dieta que aprobaron los sus pares de la ciudad de Rosario. El oficialismo municipal aprovecha el debate para ponderar el achique del 25% en la planta política.

Los concejales de Rosario dieron un gesto político a los vecinos de la ciudad santafesina en el marco de la crisis y las medidas de ajuste que emanan de la ley de emergencia económica impulsada por el presidente Alberto Fernández. Antes que la opinión pública los acorralara con una demanda -que estuvo en el centro de debate desde la semana pasada- resolvieron reducir sus haberes en un 30%. La adhesión fue total al proyecto iniciado por el bloque Ciudad Futura – Frente Social y Popular.

Según publica el portal Rosario Plus, un concejal, según datos públicos a julio de 2019, cobra un haber neto de $145.000. Es decir que con el descuento aprobado la dieta queda en poco más de $100.000. Sin embargo, el Concejo informó que la disminución de la remuneración mensual bruta es de $29.576 pesos.

Rosario siempre fue una referencia para Córdoba, por sus similitudes geográficas y poblacionales. En concreto, el exintendente de Córdoba, Ramón Mestre, intentó junto a la entonces responsable de esa ciudad, Mónica Fein, tomar experiencias exitosas de gestión en materia de transporte urbano y recolección de residuos. Como sea, la experiencia en el recinto legislativo vecino ubica la mira en sus pares de la capital mediterránea.

Durante la audiencia pública que se celebró ayer con motivo del traspaso del contrato de Aguas Cordobesas de la Provincia a la Municipalidad, varios concejales fueron consultados sobre la reducción de haberes en cuestión. Quienes fueron consultados públicamente por periodistas que cubrían la disertación vecinal se mostraron a favor de que la clase política formara parte del ajuste.

Incluso, algunos fueron más allá y fue el edil de Encuentro Vecinal, Juan Pablo Quinteros, quien disintió públicamente con las declaraciones de Carlos Caserio. El senador albertista se había mostrado en desacuerdo con congelar los sueldos altos.

«No me parece serio. El esfuerzo de le clase política es… yo trabajo para venir acá, no es que me regalan el sueldo. Me parece a mí que hablar del esfuerzo de la clase política es no entender al Estado», planteó en una entrevista con TN. Y agregó: «Todos tenemos un trabajo. La clase política no es la que hace esfuerzo, la clase política dicta normas y gobierna del modo que le parece que es el más adecuado”.

Pese al beneplácito que generó la medida rosarina en el cuerpo local, este medio pudo saber de varias fuentes calificadas que el oficialismo no prevé una reducción o congelamiento salarial para la planta política y legislativa de la ciudad de Córdoba, cuyos salarios están atados (hasta ahora) a los aumentos que logra el Suoem. Por ejemplo, un edil cordobés cobra un poco más que su par rosarino, alrededor de los 125 mil pesos de bolsillo.

En concreto, fue el viceintendente Daniel Passerini quien se encargó de destacar que la gestión que encabeza el intendente Martín Llaryora desde el primer día dio señales de austeridad al reducir en un 25% la planta política municipal.

Audiencia y sesión

El Concejo Deliberante realizó ayer una audiencia pública, presidida por Passerini, con motivo del traspaso de la titularidad del convenio del servicio de agua al ámbito municipal. El proyecto, ya aprobado en primera lectura, sería aprobado en segunda instancia en los próximos días en el marco del período extraordinario de sesiones.

Al comienzo, el edil Bernardo Knipscheer desde el bloque Hacemos por Córdoba detalló las condiciones del convenio actual y destacó que la Municipalidad junto al Gobierno Provincial desarrollarán un plan de obras a fin de garantizar la potabilización del agua y su distribución.

Durante la audiencia tomaron la palabra vecinos y representantes de distintas organizaciones tales como el Centro Vecinal de Nuestro Hogar II, el Sindicato de Personal de Agua y Saneamiento, el Centro Vecinal Nueva Esperanza, el Centro Vecinal de Residencial Los Robles, Ampliación Rosedal y Rosedal Anexo, Centro Vecinal de Valle Escondido, entre otros. También estuvo como vecino expositor el diputado nacional Luis Juez.