Lucecitas entrevistas aquí y allá

Por Gabriel Abalos
[email protected]

Música étnica de fusión en Gondwana Club Cultural, esta noche.

Ya fueron los cierres de ciclos, de temporada, del año, es el tiempo del esto hicimos (los anuarios, las meas culpas, las memorias y balances), específicamente esta semana intermedia antes de la Nochevieja, las de las despedidas, los saludos, los deseos de felicidad, la mitad de las fiestas por celebrar y enseguida el mar calmo de enero (metáfora impropia de la ciudad fluvial) donde el sol gobierna, donde las vacaciones propias o las de los otros nos invitan a cambiar de modo. La mirada que rota hacia las sierras, donde va la acción. La acción de los que buscan sacudirse la rutina, un cambio de escenario, de horarios, ser otros y otras en lugares diferentes. La mayoría hacemos un alto en muchas cosas, pero eso sí, se nos ocurre la misma idea original a todos: ir a cierto paraje turístico la misma semana del año. Nos llevamos con nosotros a la multitud en cuyo seno estamos acostumbrados a vivir. Las multitudes son causa y consecuencia de festivales y otras atraccionesque brotan en las localidades serranas, de por sí visitadas por sus ríos siempre adorables en la postal, las montañas sorprendentes para la gente de la llanura. Las multitudes turísticas pueden incluso desairar a los índices de devaluación y empobrecimiento. Nadie es responsable, ya que todos somos parte de ellas.

Y, entretanto, Córdoba capital irá quedando desierta, plegados ya sus ritos culturales, se ha vuelto menos visible su labor en las jurisdicciones del estado, como si se hubiesen ido yendo los invitados de una fiesta. Hay un límite que decreta el calor y el imaginado descanso. En la ciudad pronto se oirán un poco más las coloniales campanadas que el resto del año ahoga el ruido tecnológico y social. Su sonido a costumbre de vieja ciudad, de airearse de gentes en el verano. Con eso habrá que lidiar en esta agenda una vez comenzado el año.

En lo que hace a este jueves, un foco que se ve titilando en la capital cordobesa es la presentación del grupo Etnika de Fusión, el quinteto en que se ha convertido el dúo Ampuero-Bustelo, que lleva una década interpretando músicas y ejecutando instrumentos tradicionales de distintas culturas del mundo, en diálogo con instrumentos actuales.Tienen dos trabajos grabados y un repertorio que admite temas propios, Mostro Ampuero en violín, shakuhachi (flauta japonesa), tinwhistle (flauta irlandesa), quena,peku (clarinete armenio), daff, derbake (percusión árabe); y Gustavo Bustelo en guitarra, stick, ylaúd, incorporan para esta formación a otros músicos: Ale Bonilla en percusión, Nico Mateos en sitar, tabla y Mathi Molina en saxo. La cita es en Paraguay 396, Gondwana Bar Cultural, desde las 22.30. Derecho de espectáculo $100.

Y desde aquí, mirando hacia las Sierras Chicas,se ve un proyecto de experimentación sonora en jazz, que se presenta en Montañita – Birras & Arte de Río Ceballos. El ND Project está integrado por Muriel Marco en teclados y voz, Julián Reynoso en bajo, Damián Barrera en batería, Guillermo Rebosolánen saxofones. Con solo tres años de trayectoria, el ND Project lanzó su primer EP llamado Muri, en renombrados Jazz Clubs y festivales de Sudáfrica tales como el Nassau Centre, Muizenberg Jazz Festival (Cape Town), TheOrbit Jazz Club (Johannesburg) y el Centre for Jazz Studies and TheChairman (Durban). Muriel Marco, la pianista y vocalista líder del grupo, ha vivido la mitad de su vida en Sudáfrica y la otra en la Argentina, y apunta a un proyecto de fusión detango, folklore argentino yafricanoy ritmos latinos con arreglos e improvisación de jazz.

El ND Project ha participado en el Festival de Jazz de L’Ecole, el ciclo de Jazz en Unquillo y el Festival Internacional de Jazz de Córdoba.

En 2018 fue una de las dos bandas argentinas seleccionadas para tomar parte del IMESUR 2018, destacado espacio de encuentro y mercado musical Latinoamericano, en Santiago de Chile. En 2019 el ND Project fue becado por el Fondo Nacional De Las Artes para grabar su nuevo disco, el cual lanzará en abril del 2020. La presentación en Río Ceballos es a las 22, en San Juan 14.