Schiaretti exigió energía al nuevo gabinete por la crisis

Primera reunión del gobernador con sus ministros en el Panal

Juan Schiaretti inició su tercer mandato (segundo consecutivo) como gobernador de Córdoba reuniendo a su gabinete en la sala de reuniones del Panal. El mandatario cordobés recordó los trazos gruesos del escenario económico y requirió el esfuerzo de sus funcionarios.
Schiaretti presidió la reunión en el Centro Cívico del Bicentenario flanqueado por el vicegobernador Manuel Calvo y la ministra de Coordinación, Silvina Rivero.
El encuentro se prolongó por tres horas y consistió en el desarrollo de los ejes fundamentales de cada área de la administración provincial.
El objetivo fundamental transmitido por el gobernador es la necesidad de “profundizar la transformación”, según se informó oficialmente. Al tratarse de un mandato consecutivo, no habrá grandes cambios en los lineamientos generales de la gestión, aunque sí se incorporaron nuevos funcionarios.
Schiaretti juró en la noche del martes estableciendo un marco de trabajo muy claro para los próximos años, que repitió en la reunión de ayer. El gobernador advirtió que la crisis económica es muy peligrosa porque combina inflación y recesión, y por ello pidió estar cerca de las necesidades de la gente.
Asimismo, planteó que el gobierno provincial debe mantener buenas relaciones con el nacional, lo cual debe necesariamente repercutir en acciones conjuntas en las distintas áreas de la administración pública.
“La crisis ya nos sacó el equivalente a un mes de recaudación”, advirtió Schiaretti en su discurso en la Legislatura, en el acto de asunción. Por ello, transmitió que es imprescindible “cuidar lo realizado, seguir haciendo obras y cumplir con los créditos”.

En la Legislatura
Muchos de los ministros que compartieron la extensa reunión con el gobernador Schiaretti fueron elegidos legisladores en mayo pasado, por lo que presentaron sus pedidos de licencia ante la Cámara.
Ayer la Legislatura aprobó las licencias en un número sorprendente: 13 en total.
Los legisladores que pasaron a cumplir funciones ejecutivas, ya sea en el gabinete o en las agencias, y cuyas licencias fueron aprobadas por seis meses son los siguientes: Ricardo Sosa (ministro de Obras Públicas), Alfonso Mosquera (ministro de Seguridad), Carlos Massei (ministro de Desarrollo Social), Laura Jure (ministra de Promoción del Empleo y la Economía Familiar), Esteban Avilés (titular de la Agencia Córdoba Turismo), Facundo Torres (ministro de Gobierno), Julián López (ministro de Justicia y Derechos Humanos), Eduardo Accastello (ministro de Industria y Comercio), Claudia Martínez (ministra de la Mujer), Adriana Nazario, Alejandra Vigo (diputada nacional), Sergio Busso (ministro de Agricultura y Ganadería) y Nora Bedano (titular Agencia Córdoba Cultura).
Sus reemplazos, que juraron ayer, son: Victoria Busso, Juan Castro, Luis Lencinas, Luis Limia, Herminia Martínez, Franco Miranda, Walter Ramallo, Julieta Rinaldi, Julio Bañuelos, Leandro Carpintero, Adela Guirardelli y Cristina Pereyra.

Reconcen a González
Por otro lado, en la sesión de ayer los legisladores expresaron su reconocimiento al presidente provisorio, Oscar González, quien continúa en el cargo.
El peronista José Pihen dijo que “guió la nave con mano sabia, con una dosis de consenso excelente”.
El radical Orlando Arduh destacó “el respeto en el trato” de González a todos los legisladores, mientras que Antonio Rins lo consideró “un gran intérprete del respeto a las minorías”.