Mestrismo retuvo el Ente de Intendentes (Grich presidente)

El vice será Oscar Saliba. Dentro de un año, ambos alternarán los cargos. Grupo opositor anuncia una ruptura.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

El mestrismo seguirá controlando el Ente de Intendentes por los próximos dos años. Con Ramón Mestre saliendo de escena, el intendente que asumirá mañana la Presidencia es Ariel Grich (Monte de los Gauchos). El vice, Oscar Saliba (Huinca Renancó), lo reemplazará a partir del año que viene.
En la asamblea realizada en la Casa Radical, los mestristas terminaron celebrando que la mayoría de los intendentes participó de la votación (19 de los 21 departamentos donde la UCR tiene representación ejecutiva), de acuerdo con la información oficial. Incluso, entre los cargos más importantes aparece un deloredista y un dirigente de la UCR punillense.
Afuera quedaron algunos intendentes molestos con la supremacía mestrista, entre los que se cuenta a Daniel Salibi (Mendiolaza), quien dijo que desconocía lo votado y que en los próximos días anunciaría una fractura en el Ente.
Además de la presidencia para Grich y la vicepresidencia para Salibi, los otros puestos destacados son: secretario general, Matías Gvozdenovich (Arias); prosecretario general, Gustavo Botasso (Hernando); tesorero, Fernando Luna (Villa de Soto); protesorero, Néstor Cuello (Parque Siquiman).
El actual presidente del Ente, Ramón Mestre, no votó porque, según explicó, no debía hacerlo. Curiosamente, el intendente de Córdoba lo consideró inapropiado porque su mandato termina la semana que viene. Ese fue el punto más crítico de este proceso: los no mestristas argumentaron que faltaba a la lógica que el padrón de los intendentes esté conformado por aquellos que concluyen sus gestiones el 10 de diciembre, y no por los que lo inician en esa fecha.
El poder en el Ente de Intendentes quedó en manos del mestrismo, de modo que el grupo Confluencia superó el primer examen interno. El segundo será el año que viene, cuando deba renovarse la conducción del Comité Central, que también tiene como presidente a Mestre, aunque en esa silla sí probablemente pretenda quedarse.

Los bloques
Mientras tanto, los radicales disputan la integración de los bloques legislativos.
Mario Negri anotó un punto para él en la Cámara de Diputados de la Nación, al sostenerse al frente del bloque radical. Luego, consiguió que su hijo Juan sea el presidente de la bancada de Córdoba Cambia en el Concejo Deliberante, con el apoyo de macristas y juecistas; los ediles mestristas, en tanto, armarán su propio equipo y la duda es si Rodrigo de Loredo se incorpora a algunos de los dos o si juega solo.
En la Casa Radical el Comité Central junto con los futuros legisladores surgidos detrás de la candidatura a gobernador de Mestre, en las elecciones del 12 de mayo, resolvieron formar un bloque de la UCR con los que quieran sumarse. A la reunión de ayer concurrieron los mestristas Marcelo Cossar, Marisa Carrillo y María Garade Panetta, y el alfonsinista Dante Rossi; no estuvo, pero adhirió, el riocuartense Antonio Rins. La deloredista Elisa Caffaratti faltó y nadie sabe con certeza de qué lado estará. Raúl Recalde, en tanto, ya claramente un jugador del PRO.
Los radicales electos por Córdoba Cambia (Orlando Arduh, Juan Jure, Patricia De Ferrari, Alberto Ambrosio y Daniela Gudiño) formarían su propio bloque. No se rinden respecto a la posibilidad de sumar al PRO (Darío Capitani, Silvia Paleo y Recalde) y a la lilista (Cecilia Irazuzta), pero los macristas ya anticiparon que quieren independencia.
Los oficialistas aguardarán hasta el miércoles a los negristas y afines, para que informen si se incorporan al bloque de la UCR o forman el suyo (hasta hoy, lo más probable). La sesión preparatoria de la Legislatura es el jueves próximo, y allí el radicalismo exhibirá su unidad o su fractura.