Saillen hijo, ¿a cargo?

Los líderes del Surrbac, Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, seguirán presos en la cárcel de Bouwer, mientras continúa la investigación por asociación ilícita. Terminó la campaña electoral y sus hombres de confianza lideraron una asamblea general del gremio para transmitir a los afiliados y dirigentes el parte actual.

Informante: El legislador Franco Saillen asoma como el nuevo referente del gremio de los recolectores, al menos hasta que se defina la situación penal de su padre.

Periodista: Era de esperarse.

I.: Sí. La campaña electoral había demorado ese “reperfilamiento” interno. Pero el viernes pasado ya empiezan a emerger nuevos liderazgos.

P.: Lo escucho.

I.: Saillen hijo se erigió como el portavoz de su padre y, podríamos decir, nuevo referente. En un efusivo discurso, dijo que nadie le explicó que “el camino iba a ser fácil”. Todo lo contrario. “Lo qué me enseñaron es que aunque aparecieran obstáculos nunca, pero nunca me detuviera”, comenzó. Luego definió a los que quedaron como “hijos del coraje y de la lucha” y consideró que no son “una casualidad de estos tiempos”.

P.: Queda al mando…

I.: Así se desprende de su discurso. Al parecer, Saillen le pidió esa función. Franco dijo a los presentes que Mauricio le pidió que entregara un mensaje. “Decile a mi familia qué son los trabajadores: qué yo nunca me vendí, nunca me entregué y que si tengo que estar preso por cada logro qué les he traído lo voy a estar”, citó el legislador a su padre.

P.: Categórico.

I.: Franco, hacia el cierre, pidió lealtad. Caso contrario, invitó a los “díscolos” a salir por la puerta. “Acá somos todos de Julio Mauricio Saillén”, gritó.

P.: Se vienen tiempos difíciles en el gremio.

I.: Está por verse, pero las nuevas generaciones deberán ganarse el respeto interno.