Tres actos y dos búnkeres

El peronismo cordobés cerró la campaña electoral con dos actos: uno en Saldán, encabezado por Juan Schiaretti y los diputados de la lista corta de Hacemos por Córdoba, y otro que organizó Carlos Caserio en Villa Carlos Paz, donde dijeron presente los intendentes, legisladores, dirigentes y gremialistas que trabajaron para Alberto Fernández. El Frente de Todos finalizó en Villa Allende, en un acto al que asistió parte de los candidatos a diputados del espacio. A la hora de la espera de los resultados, hubo dos sedes.

Informante peronista: Los intendentes en general se quedaron en sus territorios a fiscalizar la fiscalizacion y a esperar los datos. El albertismo de Caserio no tuvo un único búnker, y además el senador nacional viajó a Buenos Aires ese día.

Periodista: En cambio, el búnker de Hacemos por Córdoba se organizó en un hotel ubicado sobre la Cañada.

IP: Así es. Pero todo terminó temprano, porque para el PJ Córdoba lo más importante será el escrutinio definitivo.

P: En cambio, el Frente de Todos se reunió en la sede de Agec, No se vio mal clima allí, pese a que los resultados no fueron los esperados.

IP: No, mal clima no hubo. Pero para el dueño de casa, Pablo Chacón, no fue una noche feliz: con dos puntos más entraba al Congreso, pero la lista terminó retrocediendo un punto. El que estaba feliz pero feliz con ganas fue Eduardo Fernández.