Mestre: La UCR le permitió a Picat ganar en Jesús María

El presidente del radicalismo provincial respondió las críticas del intendente electo, que pidió un paso al costado de los principales referentes.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El intendente Ramón Mestre inauguró ayer la nueva nave de almacenamiento de 4.800 metros cuadrados para depósito y cámaras de frío del Mercado de Abasto.

Ramón Mestre se esmeró en bajarle la intensidad a la polémica política, pero rápidamente salió a contestar al intendente electo de Jesús María, Luis Picat, quien reclamó que la renovación de la UCR implique que los principales referentes partidarios den un paso al costado.
Picat encendió el fuego de la interna radical, como se esperaba que ocurriera luego de las elecciones nacionales, el mismo lunes a la mañana. En su cuenta de Twitter, expresó que en Córdoba no hay “dueños de los votos”, en referencia a la extraordinaria elección realizada por Mauricio Macri, que Mestre y Mario Negri salieron a capitalizar.
Luego, Picat dijo a Alfil que “los viejos actores, que están desde hace mucho, como Negri y Mestre, deben dar un paso al costado y acompañar desde afuera, con grandeza”.
Mestre respondió a Picat a través de una entrevista con Más Radio, de Jesús María.
“Es una opinión la de Luisito. Me sorprende porque recuerdo cuando estuve en Jesús María, fui el que lo presenté el día del lanzamiento de su campaña, pero yo no tengo rencor, entiendo que pueda pensar distinto”, señaló Mestre. Las palabras del presidente de la UCR provincial no tuvieron el vigor de un pase de factura, pero sí destacó el respaldo que le dio a Picat para que sea candidato a intendente.
“Soy el presidente de la UCR, partido que le permitió ganar en Jesús María. Luis tuvo varios inconvenientes para poder encontrar partido”, rememoró.
“Luisito es mi amigo. Quién no sabe quiénes son los Picat en Jesús María. Yo lo ayudé mucho a Luis para entrar. Luis lo sabe y me lo ha dicho personalmente y públicamente”, enfatizó.
De todas maneras, anticipó que al espinoso asunto “lo vamos a poder conversar porque soy una persona de diálogo”.
Respecto al pedido de renovación de la plantilla dirigencial de la UCR, Mestre prometió “seguir abriendo las puertas”.
“Hay que darle aire a las nuevas generaciones. En mi gobierno la inmensa mayoría de los que me acompañan son jóvenes y mujeres, y creo que la UCR tiene una generación nueva y una que tiene mucho para seguir aportando”, recalcó. Mestre detalló que el 30 por ciento de sus funcionarios en la Municipalidad de Córdoba son jóvenes, y que el 45 por ciento, mujeres. Además, destacó que en el Comité Central, que él preside, hay “paridad”.

La alianza
Mestre subrayó su condición de “confundador de Cambiemos” en la provincia de Córdoba, así como el papel que jugó la UCR para que Macri mejorara tanto desde las PASO de agosto. “Hemos construido algo realmente sólido y sigo contento por lo que se ha logrado en Córdoba”, dijo.
“La UCR ha jugado un rol fundamental para los más de 40 puntos a nivel nacional, con picos altísimos tanto en Córdoba como en Mendoza. Siempre dijimos que nos hubiera gustado mayor protagonismo. En febrero yo fui el único en la provincia que se le plantó, que le manifestó a Marcos Peña la necesidad de que el radicalismo fuera escuchado, que haya democracia interna. Yo me quedo tranquilo porque a esas cosas las dije, no me las guardé. Dije que era una necesidad que el gobierno tuviera una mirada más social”, expresó.
En referencia a los resultados del domingo, Mestre sostuvo que “una vez más Córdoba es señera y marca el rumbo, tanto en la ciudad que gobierno como en la provincia en general”. “La gente -continuó- se ha expresado muy claramente respecto a qué país queremos. No me sorprenden los resultados que hemos sacado en la provincia, eso se percibía en la calle”.
“Nosotros queremos un país donde haya respeto, libertad institucionalidad”, afirmó.

 

Rossi: “Cambiemos termina el 10 de diciembre”

El legislador electo de la UCR, Dante Rossi, afirmó ayer que “el desafío” del radicalismo es “recuperar su identidad”.
“Durante los cuatro años de gobierno de Cambiemos, la UCR perdió su identidad”, acusó. Luego detalló que “38 % de pobreza, mayor desigualdad, cierre de pymes, tarifazos, jubilaciones debajo de la línea de pobreza, fueron desdibujando nuestro rol”.
“Además –siguió-, sobre el final de la campaña se acentuó un perfil que aumentaba la grieta y derechizaba el discurso, con el silencio de la UCR”. Rossi remarcó que “Cambiemos termina el 10 de diciembre”, y consideró que los radicales “tenemos que volver a construir un partido progresista, cuya misión fundamental sea la de hacer una sociedad más justa”.