Vía radio, Alberto busca acercar votantes nuevos de Córdoba

El candidato del Frente de Todos dijo que la posición de Schiaretti en los comicios es “un error”, pero aseguró que las diferencias con el gobernador no tendrán ningún costo para los cordobeses. “Es difícil ser prescindente en esta coyuntura”, expresó. Tres actos hermanastros de cierre.

Por Bettina Marengo
[email protected]

Al filo de la elecciones, y luego de que el gobernador Juan Schiaretti insistiera con la equidistancia entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, el candidato presidencial del Frente de Todos criticó al mandatario cordobés y dijo que es “un error” su postura de prescindencia en la puja electoral. Con todo, aseguró que -si es presidente- sus diferencias políticas con el gobernador no incidirán en su trato a los cordobeses, a quienes pidió que lo acompañen “más que en las Paso” el domingo 27.
“Es difícil ser prescindente en esta coyuntura. Lo conozco hace años años al Gringo y no comparto lo que ha hecho. No es posible que sea lo mismo” que el peronismo o Mauricio Macri ejerzan el poder político nacional a partir de diciembre, sostuvo Alberto F en una entrevista con la FM Pulxo de esta ciudad. Luego de que se confirmara que no vendrá a Córdoba para cerrar la campaña, y sin tener un dirigente propio que le oficie de referencia convocante ante el electorado suelto, el posible futuro presidente lanzó mensajes a los cordobés en dos notas radiales en dos días.
El martes fue en los SRT, donde anunció que protegerá los derechos de los aportantes a las Caja de Jubilaciones frente a versiones de “armonización” con Anses, y ayer se dedicó a llevar tranquilidad en relación a su trato a Córdoba.
Con encuestas sobre el resultado del domingo que lo dejan “más tranquilo que en las Paso”, según deslizó, Alberto Fernández fue crítico con el único gobernador peronista (además de Juan Urtubey) que no se sumó a la unidad que propuso el Frente de Todos, pero aclaró que las diferencias políticas y la postura de Schiaretti “no la pagarán los cordobeses”.
“No me afecta lo que haga Schiaretti y no va a tener ninguna incidencia en lo que yo haga mañana (si es ungido presidente)”, destacó. “Yo no tengo compromiso con Schiaretti sino con los cordobeses, y a ellos no los voy a desatender por lo que, acertadamente o no, creo que es un error del gobernador. Los cordobeses son parte importante de la Argentina y tienen que crecer y desarrollarse”, abundó, con traje de electo.
Mientras tanto, luego de algunos gestos hacia el presidenciable, Schiaretti reafirmó hace dos días su posición neutral. Fue en la ciudad de Río Cuarto, donde reiteró que apoyará y trabajará con quien gane el domingo. Asimismo, pronosticó una buena relación con cualquiera de los dos.
Alberto espera y quiere superar el 30,3% que le dio Córdoba en las primarias de agosto. No tanto por una cuestión numérica (los votos para ganar a nivel nacional ya los tendría) sino por la señal política que significaría “quebrar” el rudo antikirchnerismo cordobés aun sin el gobernador de su lado. Un mejor resultado en Córdoba le daría otra fortaleza política (mas allá de chequera) frente a Schiaretti, que mantuvo la prescindencia por la pragmática razón de que una porción grande de sus votantes son macristas y anticristinistas. Y claro, asegurarse un piso más alto en la provincia también lo dejará mejor parado frente a la interna del PJ provincial y a la sucesión por el gobierno que silenciosamente ya está planteada.
Ayer le pidió directamente el voto a los cordobeses. “Quisiera que los cordobeses nos acompañen, tenemos la posibilidad de hacer las cosas bien; es una provincia central y yo le tengo admiración en lo cultural”, sedujo el dirigente. “Nos acompañaron muy bien en las Paso pero quisiera que muchos más cordobeses nos acompañen”, insistió.
En cualquier caso, el candidato del Frente de Todos no mencionó a su lista de candidatos a diputados nacionales, encabezada por Eduardo Fernández, en una decisión que lógicamente apunta a cuidar a la dirigencia del PJ cordobés que milita su candidatura (que es la mayoría), pero promueve el corte de boleta a favor de la lista de Hacemos por Córdoba, liderada por Carlos Gutiérrez.

Tres actos hermanastros
En el escenario sui géneris de Córdoba, donde Alberto Fernández cuenta con el respaldo de un peronismo que tiene una lista de candidatos distinta a la suya, lista que a su vez tiene un jefe político que no lo reconoce como su candidato presidencial, hoy habrá tres actos de cierre de campaña que podrían considerarse hermanastros.
Al acto de Villa Carlos Paz que organiza el senador Carlos Caserio junto al PJ albertista (intendentes, dirigentes, legisladores, gremialistas, etc) y al cierre de Hacemos por Córdoba que se llevará a cabo en la localidad de Saldán, con la presencia de la cúpula del Gobierno provincial, se sumó un tercer evento de cierre: el que organizó a último momento el Frente de Todos en la ciudad de Villa Allende.
La lista de diputados del Frente de Todos no tenía previsto un cierre único con todos los candidatos, sino ocupar el jueves en recorridas por distintos puntos de la provincia (Eduardo Fernández en Capital y Colón, Gabriela Estévez en Traslasierra y Pablo Chacón en Río Cuarto) pero finalmente el espíritu de cierre se impuso (y la necesidad de dar una señal de unidad) y habrá acto. Será a las 20,30 horas en el Polideportivo de Villa Allende, tierra macrista “elegida exprofeso”, según la dirigencia consultada.