Río IV: UCR definió candidato; PRO especula con uno propio

Abrile se impuso en la elección interna. Betorz, el macrista con aspiraciones.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

UCREl radicalismo definió en elecciones internas abiertas, el domingo pasado, su candidato a intendente para Río Cuarto, donde se vota el año que viene, mientras el PRO prepara su propio aspirante.

El horizonte 2020 es impredecible para la alianza UCR-PRO en Río Cuarto. Nadie puede asegurar ahora si ambos partidos confluirán, o no, en un acuerdo electoral para intentar impedir el segundo mandato del peronista Juan Manuel Llamosas.

Mientras tanto, la UCR dio el primer paso apurando la definición de su candidato a intendente con el propósito de instalarlo frente a los posibles votantes. El radicalismo riocuartense ya no tiene pesos pesados como lo fueron, desde 1983 y sucesivamente, Miguel Abella, Antonio Rins y Juan Jure. Ahora, debe trabajar para que el ganador de la interna sea una opción.

La interna abierta del domingo pasado tuvo como vencedor a Gabriel Abrile, tal como se esperaba. El ex secretario de Salud de Jure tuvo ya aspiraciones municipales en 2016, pero el candidato terminó siendo el ex legislador Eduardo Yuni.

Abrile ganó la interna con el 56,2 % de los votos contra el 35,2 % de Gonzalo Luján, quien así consiguó colocar tres candidatos a concejales en lugares expectables. Tercero fue Mario Alvarez con el 7 %.

El PRO dejó jugar a los radicales porque tiene todos sus focos colocados en la elección presidencial del 27 de octubre, domingo en el cual podría definirse el futuro del partido; y hay mucha preocupación por ello.

Una mala derrota de Juntos por el Cambio en las elecciones presidenciales podría torpedear el futuro de la alianza con la UCR en todo el país. Córdoba no quedaría al margen del problema, aunque las elecciones municipales ofrecerían chances de acuerdos puntuales.

Una amalgama, pese a que todos imaginen un 2020 difícil para la alianza, es que Llamosas esté debil y sea posible imaginar una victoria. Por ahora, los propios aliancistas admiten por lo bajo que esa no es la situación. Sin esa zanahoria por delante, habría más riesgos de una explosión aliancista.

No habrá demasiados cálculos que hacer a futuro mientras no se conozca la conclusión del juego nacional. Pero en el PRO tienen su propio candidato para Río Cuarto, a la espera de que una negociación cierre una lista común o que la falta de acuerdo los haga ir a cada uno con lo suyo.

Ante esa posibilidad, los macristas reconocen como su principal figura en Rio Cuarto al actual concejal Manuel Betorz, un joven dirigente por el cual pueden sembrar ilusiones a futuro.

Betorz tiene aspiraciones y las haría valer cuando llegue el momento del PRO. La elección municipal en Río Cuarto sería en junio del año que viene, por lo que falta mucho tiempo para que radicales y macristas bailen el minué del interés y la indiferencia.

Abrile

En declaraciones a Buen Día Río Cuarto, Abrile destacó la participación de los riocuartenses en la interna “Tenemos que saber de donde venimos, porque hace cuatro o cinco meses teníamos un radicalismo de Río Cuarto dividido, con una serie de complicaciones, y hoy haber tenido esta elección, con las características que tiene, como salió todo, y tener un partido movilizado y junto es importantisimo”.

“Empieza un camino en el que todo el radicalismo va a estar lo más junto posible porque tenemos la obligación de ser una alternativa para una Río Cuarto distinta a lo que hoy existe”, concluyó.

Arroyito

En Arroyito (donde se votará el 10 de noviembre) también hubo elecciones internas abiertas para elegir el candidato a intendente de la UCR. La victoria fue para la dupla formada por Daniel Lafarina y Viviana Vercelli, que tuvo la bendición del actual intendente, Mauricio Cravero.

Lafarina alcanzó el 79,8 % de los votos, dejando muy lejos a Gloria Brizuela, que obtuvo el 19,7 %.

En las declaraciones posteriores a su victoria, Lafarina subrayó que obtuvo más votos que los obtenidos en 2015 por “el ahora candidato peronista”, en referencia a Gustavo Benedetti, a quien señalan como fugado hacia el campamento de Juan Schiaretti.

“El lunes desde ya les digo que tenemos que juntarnos todos en la plaza Mosconi, nada de descanso a salir a buscar los votos para el 10 de noviembre que tambien ahí vamos a ganar”, arengó el ganador.