Agónico, Macri apela a la unidad de la UCR cordobesa

El presidente inauguró el nuevo parque educativo junto a Mestre y a Negri

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Mauricio Macri se mostró ayer acompañado por Ramón Mestre y Mario Negri en la inauguración del parque educativo de barrio Marqués Anexo, en una demostración de gregarismo con los principales referentes de la UCR cordobesa, partido al cual el presidente ayudó a dinamitar, especialmente este año.
Macri soltó varias veces el “querido Ramón” para exhibir simpatía hacia el intendente de Córdoba, su anfitrión ayer, quien cortó las cintas del quinto parque educativo (falta uno), obras que pretende sean el mayor símbolo de su gestión, incluso más que el nudo vial de Plaza España.
Nadie desconoce en el radicalismo cordobés que el inquilino de la Casa Rosada siempre renegó con Mestre, al que no pudo doblegar a sus intereses en la provincia. Para el 12 de mayo, Macri impulsó la candidatura a gobernador de Negri por el PRO y el Frente Cívico para enfrentar a Mestre, el candidato de la UCR.
El daño que Macri causó al radicalismo cordobés está oculto por ahora, y saldrá a la luz una vez que culmine el proceso electoral, ya sea en octubre o en noviembre (si el presidente llega a una milagrosa segunda vuelta).
Córdoba le dio la única satisfacción a Macri el 11 de agosto, porque en la provincia y en la ciudad consiguió una fuerte ventaja sobre el kirchnerismo. Ni siquiera CABA fue tan elocuente hacia el macrismo y no es segura la reelección de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gobierno.
La estrategia de Juntos por el Cambio hacia octubre contempla reforzar la provincia de Córdoba con varias visitas del presidente/candidato. La de ayer fue la primera tras las PASO y la 21° en su gestión nacional.
Al respecto, se mostró optimista por su futuro inmediato: “Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con todas las energías para ir al balotaje. Vamos a continuar trabajando”.
Macri aseguró en Córdoba que está “con todas las energías para ir a un balotaje” contra Aníbal Fernández, el candidato de Cristina Kirchner. Para ello, recurrió al envión que, dice, le dan los cordobeses. Hasta afirmó que es “cordobés por adopción”. “Estamos muy contentos con lo que está pasando en Córdoba, de cómo empuja este modelo de desarrollo productivo federal que todos queremos para la Argentina”, afirmó.
Macri sostuvo que “nuestra principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad”, y que trabaja para que la repercusión de las PASO “no afecte más, porque más dólares es más inflación, y más problemas para los argentinos”. “Tenemos mucho por mejorar de una economía que desde hace décadas no funciona en la Argentina”, enfatizó.

Mestre
Por su parte, el intendente Mestre destacó que con el nuevo parque educativo y recreativo “construimos presente y futuro. Podemos alejar a los chicos de la droga, ofreciéndoles actividades que los acerquen al deporte, a relacionarse, a encontrarse con la familia y los amigos, y también generar trabajo”. Para Mestre, la presencia de Macri le dio una gran visibilidad a los parques educativos.
Otras actividades
Macri llegó a Córdoba y fue recibido en el aeropuerto por el presidente de la Legislatura, Oscar González, porque con toda precisión el gobernador Juan Schiaretti se encontraba en el interior de la provincia: “El gobernador está con otra agenda, pero estamos en contacto permanente con el Gringo”, aseguró.
Después de participar del acto en el parque educativo, Macri visitó Monte Cristo. Allí pidió “disculpas” porque “dije que la inflación se iba a resolver rápido, pero con verdad y honestidad vamos a resolverlo”. Luego, visitó una fábrica de bicicletas para discapacitados y el predio del Centro Integral de Servicios, en Ferreyra, donde también se reunió con un grupo de empresarios pymes.