Elige tu propio Alberto

El candidato del Frente de Todos sigue enviando señales confusas a sus votantes, a todos los ciudadanos y a los grupos económicos. Por eso elaboramos esta pequeña guía.

Por Javier Boher
[email protected]

Los giros discursivos, las piruetas declaratorias o las chicanas de campaña del candidato más votado en las PASO siguen generando incógnitas sobre su hipotético gobierno. A 60 días de las generales, el potencial presidente mantiene un sinnúmero de señales confusas.
Sabiendo que el Frente de Todos excede al kirchnerismo, las representaciones que se proyectan hacia dentro de sus filas deben ser sustancialmente diferentes. Si creés que Alberto condenará a Venezuela, dirigite a la sección UNO. Por el contrario, si se inclinará en la defensa al chavismo, andá a DOS.
UNO- Fernández no dejó dudas cuando declaró hace unos meses que el régimen venezolano ya se había convertido en una dictadura. Hace unos meses la ONU elaboró un informe en el que se detallan los abusos del gobierno encabezado por Nicolás Maduro. Ante esta información, Alberto se inclinó a favor de la postura sostenida por la organización internacional.
Esa posición, sin embargo, no se trasladará a otras áreas. Si creés que buscará arreglar las cuentas con los países desarrollados y el FMI, andá a TRES. Por el contrario, si creés que defenderá la soberanía económica, andá a CUATRO.
DOS- Fernández lo dejó bien claro: en Venezuela hay un autoritarismo, pero no se puede clasificar como dictadura. Hubo elecciones y las instituciones están funcionando, señal de que la voluntad democrática del combativo pueblo venezolano mantiene en pie a un gobierno que le ha devuelto la dignidad.
Esa posición, sin embargo, no se trasladará a otras áreas. Si creés que buscará mostrar quién manda para defender la soberanía económica ante las presiones del imperialismo yanqui, andá a CUATRO. Por el contrario, si creés que tratará de arreglar las cuentas con los países desarrollados y el FMI para lograr la gobernabilidad, andá a TRES.
TRES- No hay dudas de que el contexto internacional es complejo, y Argentina debe saber insertarse inteligentemente. Bajo aquella vieja premisa de la tercera posición, hay que saber negociar inteligentemente con los poderes centrales para evitar el colapso de la economía y llevar prosperidad a la gente.
¿Cómo se incentiva a una economía que lleva un año de recesión? Si creés que hace falta un tipo de cambio competitivo para los exportadores, andá a CINCO. Si la gente necesita un peso fuerte para poder consumir, andá a SEIS.
CUATRO- No quedan dudas de que Fernández no se dejará mandonear por potencias extranjeras que tanto daño le han hecho al país a lo largo de su historia, por eso salió a ponerle los puntos sobre la íes al FMI. Si ellos prestaron divisas para que se fuguen capitales, deben saber que no encontrarán en él un cómplice para tales maniobras. Tan es así que deslizó la posibilidad de acudir a financiamiento chino para mantener la independencia económica con vistas a la revolución productiva.
Sin embargo, eso es sólo una parte: ¿Cómo se incentiva a una economía que lleva un año de recesión? Si creés que hace falta un tipo de cambio competitivo para los exportadores, andá a CINCO. Si la gente necesita un peso fuerte para poder consumir, andá a SEIS.
CINCO- No hay dudas. Después del último salto del dólar aseguró que $60 es un buen tipo de cambio para hacer más competitivo al país. Con todos esos datos, si considerás que Alberto hará una buena presidencia, andá a SIETE. Si considerás que tendrá dificultades, andá a OCHO.
SEIS- Acá no hay mucho para discutir. Atento a las penurias de los consumidores, dejó bien en claro que el dólar debería estar en $51, para frenar el proceso inflacionario que golpea el bolsillo de los que menos tienen. Con todos esos datos, si considerás que Alberto hará una buena presidencia, andá a SIETE. Si considerás que tendrá dificultades, andá a OCHO.
SIETE- Las condiciones externas son bravas, pero hace falta un presidente con personalidad para manejar la economía. Esto se saca adelante con fuerza y con ganas, con todos adentro, tirando para el mismo lado. En ese sentido, no hay dudas de que la buena voluntad de Alberto resolverá todos los problemas.
OCHO- El país está quebrado, pero vos confiás en la buena voluntad de los que dicen defender a los trabajadores y a los pequeños empresarios . Eso se logra poniendo plata en el bolsillo de la gente y Alberto es el indicado para hacerlo, porque tendrá lo bueno del kirchnerismo, pero manteniendo a La Cámpora a raya.
CONCLUSIONES- No importa el camino de justificaciones que se elija. Cuando un candidato cae bien las contradicciones no importan. Siempre, por uno u otro camino, de una u otra forma, se terminarán encontrando los argumentos con los cuales sobrellevar la elección. Total, tras cuatro años la historia repetirá el final. Cuando se pregunte, la respuesta estará cantada: “yo no lo voté”.