Macri acude a talismanes UCR por milagro electoral

Los dos radicales flamantes ganadores en Río Tercero y Bell Ville fueron invitados para hoy a la Casa Rosada.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Mauricio Macri, radicales ganadores de Río Tercero Marcos Ferrer y Bell Ville Carlos Briner.

Urgido de buenas noticias para encadenar a las marchas del sábado pasado en todo el país, el presidente y candidato Mauricio Macri invitó a la Casa Rosada a los dos fl amantes radicales ganadores de Río Tercero y Bell Ville, Marcos Ferrer y Carlos Briner, respectivamente. Ferrer y Briner confi rmaron a Alfi l que ayer mismo recibieron desde Presidencia de la Nación sendas invitaciones a concurrir a Balcarce 50, donde los recibirá Macri. El de Río Tercero ganó con el 29,8 %, muy ajustado sobre Juan Peirone (28,6 %) y el peronista José López (25,8 %). Briner, en tanto, aplastó al candidato de Hacemos por Bell Ville, Iván Vieyra, alcanzando el 70,6 % (23,7, su rival más directo). Igual, los dos celebraron el domingo, y sus victorias calzaron justo con las necesidades de Macri.

La provincia de Córdoba es el talismán macrista porque los votos obtenidos en 2015 resultaron decisivos para su histórico triunfo frente al kirchnerista Daniel Scioli, y en las fatales PASO de agosto pasado le otorgó la mayor alegría. En la campaña para la primera vuelta de octubre, Macri repetiría su estrategia de venir varias veces a la provincia, e incluso la acentuaría. Los dos ganadores municipales del domingo le otorgan la primera excusa para volver a hablar de su territorio electoral favorito. Briner es intendente reelecto y para Ferrer será su primera vez, reemplazando a Alberto Martino. Los dos podrán ensayar algunas peticiones locales frente al presidente, aunque el futuro de este es muy incierto más allá de diciembre. Ferrer: “Mi límite es el partido” Ferrer elogió la gestión que heredará del actual intendente de Río Tercero, Alberto Martino, pero igualmente marcó sus diferencias con él. Martino estrechó su relación con el peronismo provincial al punto de apoyar la reelección del gobernador Juan Schiaretti ; ahora su nombre suena para la jefatura de la Agencia Córdoba Deportes en la próxima gestión que comenzará el 10 de diciembre. “Pertenezco a la Unión Cívica Radical y no voy a resignarlo. Mi límite es el partido”, dijo a Alfil. “Alberto tiene una relación personal, una amistad, con Schiaretti, pero yo políticamente pertenezco al radicalismo”, aclaró.

Precisamente respecto al futuro de la UCR cordobesa, Ferrer sostuvo que al partido “hay que fortalecerlo, reconstruirlo y dejar de regalar su identidad”. Para el riotercerense, es necesario que “todos los radicales nos miremos a la cara porque el radicalismo de Córdoba nos necesita a todos unidos”. “Si seguimos la lógica de los intereses personales, habrá una diáspora de dirigentes”, advirtió. También consideró que la continuidad de un enfrentamiento entre Ramón Mestre y Mario Negri “no ayudaría en nada”. Ferrer admitió que aún no pensó en qué sucederá con el Ente de Intendentes, cuyo presidente, Mestre, dejará de serlo en diciembre. “Recién soy intendente electo, no es algo que haya evaluado”, reconoció. Briner: “Si hay grandeza, el radicalismo resurgirá” Briner explicó su holgada victoria en Bell Ville por las casi trescientas obras concluidas, una administración prolija y el contacto personal con los vecinos.

En relación con el futuro de la UCR, el intendente ya puso un pie en el escenario provincial cuando acompañó a Ramón Mestre como candidato a vicegobernador, en mayo pasado, y antes al cuestionar en un famoso audio viralizado a los dirigentes más encumbrados del radicalismo. “Si hay grandeza, el radicalismo está en condiciones de resurgir, aunque no sé si habrá grandeza”, dijo. Para Briner, “se viene un gran movimiento dentro del radicalismo”. El belvillense señaló que los intendentes del interior ya comenzaron con sus reclamos “con precisión pero sin antinomias y desde el diálogo”. Podría traducirse, por ahora, como una presión diplomática. Briner remarcó que algunos intendentes “se salen de la vaina” por disputar la presidencia del Ente de Intendentes de la UCR, pero él consideró conveniente esperar elecciones locales que aún faltan para completar el calendario, como por ejemplo la de Laboulaye. De todos modos, adelantó que el presidente debe ser “el que interprete mejor a la gente”.