PASO en Alta Gracia: arrasó el PJ y Marcos Torres es candidato

El hermano del actual intendente ganó las primarias de Hacemos por Córdoba con el 42,3% y fue el precandidato más votado. Las cuatro listas del schiarettismo reunieron más del 55% de los votos, 25 puntos más que la única fórmula de Juntos por el Cambio.

Por Bettina Marengo
bmarengo@diarioalfil.com.ar

El peronismo de Alta Gracia arrasó en las Paso para cargos municipales de esa ciudad con casi el 55,7% de los votos, sosteniendo la tendencia de los triunfos del schiarettismo en las principales ciudades de la provincia. Tal como se esperaba, el secretario de Gobierno de la ciudad del Tajamar, Marcos Torres Lima, hermano del actual jefe comunal Facundo Torres Lima, se convirtió en el candidato a intendente del oficialista Hacemos por Córdoba con el 42,3% de los votos y disputará con altas chances la conducción del Ejecutivo municipal en las elecciones generales del 22 de septiembre. Sumado al triunfo en Río Ceballos, donde el peronismo destronó a la UCR, el domingo fue una jornada de festejos para gobernador Juan Schiaretti.
El de ayer fue el debut de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en esa localidad que es cabecera del departamento Santa María, donde votó con 43 mil electores, votó un poco más del 60% del padrón. Es una de las cuatro localidades cordobesas que tiene ordenanza de Paso para definir las candidaturas locales. Las otras son Río Tercero, Cruz del Eje (donde están suspendidas) y Colonia Caroya. Los Torres son dirigentes estrechamente vinculados al mandatario provincial y están enfrentados a la otra ala del peronismo altagraciense, representado por el delasotista Walter Saieg, actual legislador provincial, y Juan Manuel Saieg, actual viceintendente. Facundo es el quinto candidato a diputado nacional de la lista corta de Hacemos por Córdoba y presidente del Foro de Intendentes del PJ. Con los números que logró el PJ, superiores incluso a los obtenidos hace cuatro años (Facundo Torres ganó en 2015 con el 41%), el actual jefe comunal se consolidó como una de las figuras del PJ provincial para el recambio político y generacional del 2023. Es que todo indica que en septiembre, Alta Gracia se sumará al lote de las ciudades más importantes gobernadas por el PJ o aliados, junto a Capital, Río Cuarto, San Francisco, Villa María, Villa Carlos Paz, Cosquín. Hacemos por Córdoba fue la única fuerza que resolvió sus candidaturas en las primarias que el propio PJ y la UCR impulsaron a nivel local. El resto de los contrincantes peronistas quedaron lejos de Torres (H), cuya compañera de fórmula es Cristina Roca. El actual viceintendente, que no apoyó la iniciativa de instaurar las Paso en el sistema electoral de Alta Gracia, no compitió en las primarias, lo que evitó una dispersión de votos. Los otros tres postulantes del oficialismo cordobés son Pablo Ortiz, vinculado al intendente electo de la ciudad de Córdoba, Martín Llayrora, que obtuvo un 9%. En tanto, el socialista Rodrigo Martínez (el Partido Socialista integra Hacemos por Córdoba desde este año), sacó el 3,75% . Por último, Ana Carolina Pinciroli, una de las dos mujeres que se presentaron como precandidata en esta elección, logró un 1%. Detrás de Hacemos por Córdoba y a diez puntos del candidato ungido del peronismo, quedó Juntos para el Cambio, que se presentó con el nombre de Alta Gracia Crece. El macrismo-radicalismo postuló una fórmula integrada por dos radicales: Leandro Morer y Amalia Vagni, actual legisladora provincial e hija del exintendente. Obtuvieron el 31,4%, casi 25 puntos debajo de Hacemos por Córdoba como fuerza. Al cierre de esta nota, lo fórmula K y los candidatos de Encuentro Vecinal Córdoba peleaban para no quedar afuera de las elecciones generales, q para lo cual la ley vigente obliga a llegar a un piso de 5% de los votos en primarias. El kirchnerismo corría con ventaja, porque rozaba los cinco puntos con el 88% de las mesas escrutadas. Con el sello de fantasía Alta Gracia Somos Todxs, quedó en tercer lugar. La fuerza tiene como precandidato a intendente al periodista Diego Heredia, un dirigente del Partido Solidario cuyo principal referente provincial es el primer candidato a diputado nacional del Frente de Todos en Córdoba, Eduardo Fernández. Lo acompaña a la viceintendencia Saira Asúa, dirigente de la organización territorial de Barrios de Pie. Por último, Encuentro Vecinal Córdoba, el partido provincial que se referencia en Aurelio García Elorrio, quedaba al margen de las generales. La candidata Verónica Sueldo llegó al 3,7% de los sufragios, en dupla con Juan Amesto. Cabe destacar que inicialmente, la ordenanza pedía un 10% de los votos para pasar a la instancia de los comicios definitivos, lo que fue objetado judicialmente por el kirchnerismo y por EVC.