Escrutinio Paso: prueba de urgencia tras fallas en primer simulacro

Fuera de agenda, Correo Argentino y Smartmatic realizarán mañana sábado un operativo ficticio de escrutinio provisorio para intentar hacer funcionar el sistema que fracasó el 29 de junio. Temen escuelas cerradas por vacaciones de julio.

Por Bettina Marengo
bmarengo@diarioalfil.com.ar

escrutinio-pasoLuego del fracaso rotundo de la prueba de escrutinio provisorio de las elecciones PASO llevado a cabo por Smarmatic junto a Correo Argentino el pasado 29 de junio, mañana sábado se hará otro simulacro de transmisión de datos desde miles de escuelas de Córdoba y del país. Concretamente, se probará nuevamente el sistema que debutará el 11 de agosto próximo de envío directo de telegramas digitalizados desde los 15 mil centros de votación a las centrales de carga de información. Hasta ahora, el sistema era indirecto: los telegramas de cada mesa de votación eran llevados o enviados por el Correo a distintos centros de transmisión, que a su vez los enviaban a la central de cómputos.

Según pudo saber el diario Alfil, en Córdoba el operativo se hará con despliegue en las escuelas, cuyos directivos ya fueron informados para que abran las puertas a las 8 de la mañana, pese al receso de invierno. Al principio se especuló con la posibilidad de transmitir datos desde los centros de Correo Argentino (son seis en la ciudad de Córdoba y 140 en toda la provincia), pero finalmente se impuso la decisión de trabajar in situ. Están afectados 313 establecimientos de la ciudad de Córdoba y unos 800 a nivel provincial. La orden es que, en caso de escuelas cerradas, la prueba se realice directamente desde los puntos del Correo. Participarán 320operadores contratados por la empresa postal y de Buenos Aires viajará un grupo de veedores de la Dirección Nacional Electoral (DINE).

La nueva prueba fue dispuesta casi en modo incógnito y de urgencia. Al cierre de esta nota, la DINE no informó oficialmente a las autoridades partidarias ni a los medios de comunicación. La decisión habla de la preocupación que hay en el organismo por los graves problemas que se detectaron en el test del 29 de junio, cuando los operadores contratados por Correo Argentino no lograron transmitir más que el 10% de los datos previstos y tuvieron que retirarse de las escuelas alrededor de las 10 horas. Cabe destacar que el escrutinio que tiene valor legal es el definitivo que realiza la Justicia Electoral Federal y que comenzará unos días después de los comicios.De hecho, el sábado no participarán de la prueba las autoridades del Juzgado Electoral N°1, a cargo de Ricardo Bustos Fierro y de la secretaria electoral Marcela Martínez Paz.

El escrutinio provisorio no tiene validez legal pero es el primer borrador del resultado de los comicios y el que genera toda la expectativa ciudadana. Y en marco de polarización y de paridad entre los dos principales candidatos, Mauricio Macri y Alberto Fernández, crece la importancia de la precisión y la confiabilidad del sistema.

“Es casi un manotazo de ahogado”, indicó una fuente segura a este diario respecto a la prueba no prevista. El pliego de contratación de Smartmatic le exige a la firma la realización de dos simulacros nacionales obligatorios, obviamente con datos ficticios, previstos para el 30 de junio y 21 de julio (se adelantaron un día ambas). El operativo del sábado 13 estaba fuera de agenda e implica costos adicionales en operadores y logística.

El principal problema que se detectó en junio tuvo que ver con el propio software que Smartmatic vendió a la DINE por 1,2 millones de dólares y no con dificultades de conectividad en las escuelas. Según las fuentes consultadas, Smartmatic proveyó en los últimos días una nueva versión del software de transmisión, que es el que se utilizará mañana.  En tanto, Correo Argentino actualizó hasta tres veces las netbook desde donde se operará en las escuelas.  Calculan que a las 9 de la mañana se sabrá si el sistema funciona o no. “No hay término medio”, sentenció una de las fuentes.

Después del simulacro, viene el operativo “oficial” del 20 de julio, donde sí participarán autoridades partidarias y judiciales.

 

Cambio de sistema y de prestadores

A partir de las PASO, el escrutinio provisorio se hará de la siguiente manera: los telegramas elaborados por los presidentes de mesa serán escaneados por una impresora multifunción conectada a una netbook de Conectar Igualdad. Luego, desde esa netbook y utilizando un modem 3G o 4G, la imagen (los datos) se envían hacia los servidores de Smarmatic, donde se realiza la carga de datos para su inmediata publicación.

Además, de trata del debut de la multinacional de origen venezolano Smartmatic, que reemplaza a la española Indra. Además del software, la empresa cobró 17 millones de dólares por el escrutinio. En cuanto Correo Argentino, es la empresa que se encarga de la logística (traslado de urnas y de aparatos) y también quien tiene el know how electoral que puso a disposición de Smartmatic.