Emerge Urbano como retador de Pihen en la CGT

El referente de la UOM concentra adhesiones de gremios importantes como el de Pablo Chacón (Agec), gastronómicos y vigiladores privados, entre otros. Quieren que la central obrera tenga un perfil “industrial”.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

uom-urbanoPrimero, la elección provincial; después, la campaña nacional. Parece que la política se concentra exclusivamente en la renovación de autoridades ejecutivas y legislativas. No sería del todo así. Subrepticiamente, otros acuerdos comienzan a trabarse de cara a futuras instancias democráticas como la que vivirá la CGT Córdoba en noviembre.

Quienes conocen a su actual conductor, José “Pepe” Pihen, admiten que el también titular del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) no ha dado señales internas que indiquen que desea pasar la posta. Todo lo contrario. Propios y ajenos reconocen la vocación de poder al gremialista que logró su reelección en la Unicameral, como si fuera poco.

Pero la acumulación de pergaminos del histórico dirigente PJ no inquieta a sus retadores. Jamás lo hizo. Como se señaló desde estas páginas, hay sectores en el movimiento obrero cordobés que interpretan que se han dado las condiciones para una renovación generacional tras el fallecimiento de Omar Dragún (Smata), mientras que otros miran con preocupación el escenario económico, político y social. Estos últimos pretenden que la central que los representa mude su perfil.

El industrialismo debería imponerse en una provincia que tiene al sector automotriz y metalúrgico como su área más pujante y paradójicamente más castigada por la crisis. La disyuntiva entre la presión para obtener mejores salarios o moderar las expectativas para mantener las fuentes de trabajo los jaquea.

Sobre este colchón de espinas camina Rubén Urbano (UOM) que emerge como el favorito entre algunos pares para arrebatarle a Pihen la conducción de la CGT. Entre los impulsores de esta candidatura se encuentra uno de los dirigentes gremiales para importantes por la cantidad de patronales con las que negocia y afiliados que representa. Se trata del referente de los empleados de comercio, Pablo Chacón (Agec). También, los líderes de los gastronómicos, de los vigiladores privados y del personal civil de la Nación se apuntan a la lista de promotores.

Chacón levantó su perfil político cuando por pedido del exintendente de Tigre y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, ingresó en el tercer peldaño de la boleta de diputados del Frente de Todos. De todas maneras, no enfrentará directamente a Pihen sino que su suma a la lista de hombres que piden mayor vigor en la CGT en momentos críticos para sus representados.

Claro que Urbano no es el único en la lista de candidatos que quieren probar la silla de Pihen. Como adelantó Alfil la semana pasada, Sergio Fittipaldi, secretario general del Soelsac y de las 62 Organizaciones Peronistas que dirige junto a Ricardo Moreno, ya expresó su voluntad de participar de la compulsa. Exhibe el aval de los 36 sindicatos que lo acompañan en esta estructura sindical actualmente puesta al servicio de la campaña de Hacemos por Córdoba.

Asimismo, el “Movimiento Sindical para la Justicia Social y el Trabajo” buscará impulsar un candidato propio para competir por la Secretaría General de la CGT, siempre y cuando las diferencias que por ahora sostiene con Pihen no sean resueltas antes de las elecciones.

La Uepc, La Bancaria, Satsaid, el Sindicato de Músicos, Gráficos, de la Alimentación y Ladrilleros, entre otros, conforman esta nueva agrupación gremial que busca diferenciarse de la conducción de la CGT Regional y más cercana al schiaretismo. Su salida a la cancha estuvo marcada por el explícito apoyo a la fórmula compuesta por Alberto Fernández y Cristina Fernández.