Bustos Fierro define la primera fase de la batalla por las boletas

Línea Córdoba pidió al juez federal el mismo trato que reciba Negri.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

La novela radical por las listas cortas o largas tuvo ayer un nuevo capítulo en los Tribunales Federales, adonde la Línea Córdoba reclamó al juez con competencia electoral, Ricardo Bustos Fierro, que le permita competir en igualdad de condiciones con la boleta que encabeza Mario Negri.
Negri, a través de sus representantes legales, presentó a Bustos Fierro la adhesión de su lista a la boleta que lleva el binomio presidencial Mauricio Macri-Miguel Pichetto, respaldándose en un escrito firmado por los apoderados nacionales de la Unión Cívica Radical, el PRO y la Coalición Cívica-ARI. En ese documento, los apoderados establecen quiénes serán, en cada provincia, los beneficiados por el dedo del presidente Macri. En Córdoba, el favorecido es Negri, cabeza de la lista que también comparten el mestrismo, el macrismo, el juecismo y el lilismo.
De acuerdo con el planteo de los dirigentes nacionales de la alianza Juntos por el Cambio, las otras listas que quieran competir en las PASO por las candidaturas a diputados nacionales deberán hacerlo solas, es decir, sin un tramo presidencial. Las listas cortas, naturalmente, tienen muchas menos posibilidades de sumar votos, porque la gente en estas elecciones privilegia la decisión por el próximo presidente de la Nación, por encima de los diputados nacionales.
Hasta ahora, las listas cortas en Juntos por el Cambio son las que llevan como primer precandidato a Javier Fabre y a Miguel Nicolás, de Línea Córdoba y Fuerza Renovadora, respectivamente.
La Línea Córdoba impugnó el pedido de Negri y reclamó conexidad, es decir que Bustos Fierro falle al mismo tiempo respecto de la lista oficialista y de las opositoras.
En el caso de que la Justicia Electoral Federal siga el juego al oficialismo de Juntos para el Cambio, la siguiente estación opositora será la Cámara Nacional Electoral, cuyos últimos fallos sobre estos temas han sido resuelto en base a una jurisprudencia que privilegia el sentido lógico de las PASO: que los partidos y las alianzas puedan resolver sus alianzas en igualdad de condiciones.

Antecedentes
En los últimos días, los disidentes cordobeses recibieron una buena señal desde la provincia de Santa Fe, donde el juez federal Reinaldo Rodríguez hizo lugar al planteo formulado por el radical Martín Rosúa, que era exactamente el mismo que el de Fabre y Nicolás.
La Cámara Nacional Electoral tiene una jurisprudencia que alumbra la esperanza de angelocistas y nicolacistas. En 2001,
Gustavo Llaver, apoderado del Partido Autonomista de la Capital Federal, reclamó llevar el tramo presidencial de la alianza Frente Popular, que integraba.
Los camaristas Rodolfo Munné, Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía señalaron que “en las elecciones primarias, la existencia de vínculo jurídico es una condición necesaria para la confección conjunta de boletas, pero no es suficiente”.
“La existencia de vínculo jurídico entre las agrupaciones constituye un límite fuera del cual no podrá autorizarse la confección de un cuerpo de boleta común. Pero, una vez satisfecho ese requisito, resulta necesario -además- que exista consentimiento de las listas, prestado -de modo expreso o tácito- a través de sus respectivos apoderados”, agregaron.