Decara, re-reelecto con los votos de la UCR y del PJ

En la Legislatura hubo 51 votos a favor y 9 en contra. Sigue cinco años más

Fuera de toda sorpresa, el radical Mario Decara logró su segunda reelección como Defensor del Pueblo con el respaldo de los legisladores de su partido, del PRO y de una parte del bloque kirchnerista Córdoba Podemos.
Por tercera vez un acuerdo entre el peronismo y el radicalismo ungió a Decara como Defensor del Pueblo, esta vez hasta el 2024, cuando completará una década y media en el cargo. Su extenso mandato fue blanco de las críticas de los legisladores que se opusieron a la postulación del radical.
Decara fue propuesto a la Cámara por el bloque de legisladores radicales, quienes consiguieron el acompañamiento de sus socios macristas, pero no de los juecistas, quienes votaron en contra. Para ser electo el Defensor del Pueblo era necesario reunir los dos tercios de los votos del total de los miembros de la Cámara.
El presidente de la bancada de la UCR, Orlando Arduh, recordó que “esta institución, creada en nuestra provincia con la reforma constitucional de 1987, y que comenzó a funcionar en el año 1990, fue una de las primeras en nuestro país y su accionar ha significado un importante aporte para el mejoramiento de la calidad de vida de los cordobeses”.
“Instituciones como ésta -continuó- consolidan los mecanismos de control con que cuenta el ciudadano y tienen por finalidad principal la de evitar que la democracia se convierta en un concepto formal, puramente normativo y penosamente vacío”.
Arduh destacó la gestión de Decara en la Defensoría del Pueblo aunque señaló que “siempre quedan cosas por hacer y mejorar”.
“Siempre hay cosas para corregir. Es legítimo que haya otras opiniones, sin embargo desde este bloque sostenemos que el trabajo que se viene realizando desde la Defensoría está en el buen camino y por eso hoy proponemos la continuidad del defensor Mario Alberto Decara”.
Uno de los principales críticos de Decara fue el legislador de Encuentro Vecinal Córdoba, Aurelio García Elorrio, quien había sido propuesto por el ex legislador Juan Pablo Quinteros para ocupar la Defensoría.

El rival
García Elorrio dijo que el de Defensor del Pueblo es “el cargo más importante que decide esta Legislatura”, y cuestionó que el pedido de la UCR haya ingresado sigilosamente la semana pasada, como si se hubiera buscado el menor impacto mediático posible.
El legislador vecinalista contó también con el apoyo de la Coalición Cívica-ARI, partido que llevó una impugnación a Decara hasta la Legislatura, acusándolo de no desempeñar correctamemte sus funciones, pero el reclamo lilista no fue considerado por la mayoría.
Desde la izquierda, Ezequiel Peressini se preguntó por qué si Decara es el Defensor del Pueblo nunca los acompaña en las “luchas” que ese sector lleva a las calles de Córdoba.