La rectificación de Carrió

La diputada Elisa Carrió ha dado muestras de los efectos de su verborragia. De hecho, en su paso por la provincia para apoyar al radical Mario Negri se situó en el centro de la escena por vincular al exgobernador José Manuel de la Sota con el avance del narcotráfico. Se rectificó más tarde, como también los hizo cuando dijo que Juan Schiaretti era un gran gobernador.

Periodista: Se ve que “Lilita” no se acobarda cuando siente que debe pedir disculpas o arreglar lo que provocan sus dichos.

Informante: ¿Por qué lo dice?

P.: Se me había pasado un tuit de Carrió en el que colma de elogios a su discípulo cordobés, Gregorio Hernández Maqueda.

I.: Ah, sí.

P.: Leo textual: “Quiero reconocer la actitud de entrega de @ghmaqueda y agradecerle que haya cumplido con el rol y responsabilidad que implica ser presidente de la CCARI Córdoba”.

I.: Claro, para defender la gestión de Schiaretti, Carrió desacreditó a Hernández Maqueda. “No es la voz de la CC-AAR”, le había dicho.

P.: Recuerdo.

I.: En el entorno de Carrió aseguran que los popes de Cambiemos le pidieron que bajara los decibeles con el gobernador peronista, clave para dividir al PJ en las elecciones nacionales.

P.: Y la ligó de arriba su protegido político.