Moyano Jr. armó cumbre anti Uber (temor por app para camiones)

Mientras se aguarda en desembarco en el país de la plataforma Liftit, el sindicalista cerró filas con la Asociación Taxistas Unidos en su cruzada contra las nuevas tecnologías

En la previa del paro nacional del 29, Pablo Moyano organizó una cumbre anti Uber en la sede del sindicato de Camioneros, que preside su padre.
Allí, se reunió integrantes de la Asociación Taxistas Unidos y los respaldó en su cruzada anti Uber.
Al igual que sus visitantes, el secretario adjunto de Camioneros sostiene que tanto la firma norteamericana como otras compañías afines brindan un servicio ilegal.
En el marco del encuentro, Moyano Junior no olvidó mencionar a las plataformas que se utilizan en el transporte de carga y sostuvo que “usan choferes bajo monotributo y los meten a hacer fletes como Uber”.
Según juzgó el heredero de Hugo Moyano, se trata de una modalidad que “aplica el gobierno oligárquico” de Mauricio Macri.
La beligerancia del dirigente no es casual: se enmarca en el temor por el inminente desembarco en el país de Liftit, el denominado “Uber de los camiones”, que según sus diseñadores busca “acabar con los rompecabezas ineficientes y costosos de la logística”.
En febrero, la firma colombiana anunció que planeaba comenzar a operar en Argentina, con una inversión inicial de cinco millones de dólares.
Según los planes que comunicó la empresa hace cuatro meses, la apertura de una oficina comercial con una decena de empleados y la contratación de al menos mil conductores es inminente.
“Cuanto más nos dicen que va a ser difícil, más queremos entrar”, declaró este verano el cofundador de la aplicación, Brian York, entrevistado por El Cronista.
La plataforma a la cual se refirió Moyano Jr. conecta a los choferes de distintas clases de rodados de carga directamente con las firmas que necesitan sus servicios.
Según promociona la empresa, su sistema ofrece visibilidad en tiempo real, trazabilidad de métricas clave y ahorros promedio para sus clientes de 25 por ciento.
Ya tiene negocios en Colombia, Brasil, Chile, Ecuador y México.
Por lo pronto, en febrero comenzó a buscar a posibles gerentes de operaciones.
La situación con el sindicato de Camioneros podría ser muy complicada, pero York dio indicios que dará batalla. “Iremos hacia adelante y a trabajar con el Gobierno local”, dijo.
En tanto, el ejecutivo afirmó que Liftit solo necesita un cliente para empezar a operar en territorio argentino y ya tiene a uno en la mira: Mercado Libre.
En otros Estados, además de Mercado Libre, ya cuenta entre sus filas con Walmart, Bimbo, Homecenter, Unilever.

Agenda
Si la firma pone en marcha su agenda, los conductores serán contratados a tiempo completo, pero sin comisiones.
En Colombia, donde tiene cuatro mil choferes, se manejó con una estrategia de demanda -el empleado cobra por lo que trabaja-, pero también comenzó a aplicar la táctica de contratación full time. Para York, la misión de la compañía es ser disruptiva en la industria de camiones en América Latina. “No veo por qué la Argentina no podría ser parte de esa revolución”, sostuvo ante El Cronista.
Sin embargo, admitió que sus inversores están preocupados por la decisión de expandirse a la Argentina.

Rumor
Las gestiones que tiene en marcha Pablo Moyano no se circunscriben a darle batalla a las nuevas tecnologías. Ayer, Clarín publicó que en los ámbitos sindicales se rumorea que será candidato a diputado nacional por el peronismo K, por la provincia de Buenos Aires.
El camionero está comprometido en la causa “Independiente”, por presunta asociación ilícita con barra bravas, que instruyen el fiscal Sebastián Scalera y el juez Luis Carzoglio.
Su eventual ingreso al Poder Legislativo lo blindaría con fueros.