Mestre y PRO local se unen para rearmar Cambiemos

Marcos Peña pidió a los aliados cordobeses cuidar los vínculos para avanzar en la ratificación local de la alianza.

Yanina Passero
[email protected]

El presidente del PRO Córdoba, Darío Capitani, recibió instrucciones del armador de la estrategia nacional de Cambiemos, Marcos Peña. La reconstrucción de la alianza del macrismo con la UCR, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI tiene que tener por base “el respeto de la institucionalidad de los acuerdos”. Es decir, los actores locales deberán dejar de lado las escaramuzas por las listas de diputados (que ya se sienten), al menos hasta que quede ratificada la coalición de distrito.
En ese plan, ya conversan el legislador amarillo y el intendente Ramón Mestre. La semana que viene, al término de las vacaciones del ex candidato a gobernador por la Lista 3, se concretarán las primeras conversaciones para formar Cambiemos con la esperanza que dure un poco más de mes que la última vez. Cabe recordar que la coalición fue firmada en febrero y apenas terminó el mes había estallado por los aires.
Apenas Mestre termine sus vacaciones familiares, buscarán pasar al papel lo que las partes expresaron. Los radicales, reunidos en Parque Norte, ratificaron su permanencia en la entente. Los macristas con despacho en Buenos Aires quieren llevarse el mérito por el resultado favorable para las pretensiones reeleccionistas de Mauricio Macri. Afirman que fue “un trabajo fino” que concentró los esfuerzos de buena parte de los operadores nacionales en el último mes.
Pero en el plano local, el macrismo consiguió la coartada perfecta para acercarse nuevamente a Mestre, el hombre boina blanca con el que negociaron hasta último minuto para apoyarlo como candidato a gobernador a cambio del empalme de la fórmula Rodrigo de Loredo-Soher El Sukaria para el municipio. A su vez, el responsable del Palacio 6 de Julio, con el poder de su firma al ser el titular del sello, relativiza el rol central que se adjudica Mario Negri, luego de sus reuniones con los popes de la Casa Rosada, horas después de los comicios del 12 de mayo.
El diputado boina blanca deja correr las versiones que lo ubican como protagonista de puja nacional. El primer candidato a diputado o la vicepresidencia, son las opciones que se salpican con la misión de levantar Cambiemos. Los macristas locales ya han expresado sus reparos a los altos perfiles, en especial, porque lo responsabilizan de quebrar la coalición, producto de su duelo con Mestre.
El pedido de entendimiento que bajó Peña es funcional a los planteos de la dirigencia PRO. Hace varios días que vienen sosteniendo que el reamado de Cambiemos no puede recaer en líderes personalistas. Insisten con que una mesa con todos los partidos es la única herramienta para lograr entendimientos. No quieren quedar presos de un a interna ajena.
Demasiado tienen con sus problemas domésticos. En la reunión que lideró el diputado Javier Pretto en la noche del lunes –con el objetivo de oficializar su candidatura a la diputación nacional-, la ronda de reproches amargó los choripanes que asó el intendente de Colazo, Rubén “Pipi” Sambucetti, y el guiso de lentejas que preparó la esposa del diputado.
Los reproches a Héctor “La Coneja” Baldassi abrieron la lista. Nada nuevo.
Continuaron con el diputado Nicolás Massot, a quien responsabilizaron por la falta de autonomía en la toma decisiones locales.
El descargo más sorpresivo fue el de la legisladora Soher El Sukaria contra Capitani, quien le habría recomendado que ponga a disposición su renuncia. Algunos testigos, explicaron las críticas de la presidenta del PRO Capital en clave a los apoyos contundentes que tendría Pretto para batallar por un lugar expectable en la lista.