El PJ le baja el precio a Lavagna pero esperan su definición

En Córdoba creen que el economista se quedará en Alternativa Federal o se bajará de la candidatura presidencial. Los lavagnistas afirman que a Schiaretti no le alcanza con Massa para sostener su lista de diputados.

Por Bettina Marengo

Alternativa Federal tuvo su foto y su primer acuerdo público de cara al armado nacional para las elecciones de octubre, en lo que fue una confirmación a propios y ajenos de que el espacio está en carrera. Mientras avanzan en decisiones que ya fueron anunciadas (como ir a Paso para resolver candidatos) por necesidad política de dar señales, esperan con cautela definiciones de Roberto Lavagna y de los gobernadores peronistas. Lavagna, la patrulla perdida de los alternativos, no fue invitado a la cumbre realizada en Córdoba entre el gobernador Juan Schiaretti, Sergio Massa, Juan Urtubey y Miguel Angel Pichetto. Ayer desde el PJ le bajaron el precio al exministro de Economía. “Estuvo merodeando por Alternativa Federal”, dijo un armador. Mientras los cuatro se reunían en el Centro Cívico, Lavagna estaba disertando en la Cámara Empresaria Argentina de los Estados Unidos (AmCham), en Capital Federal. Allí ratificó lo que exige el manual de la negociación electoral: que es candidato a presidente por Consenso 19, la fuerza política que creó junto al Partido Socialista, el GEN y algunos radicales anticambiemistas.
En el PJ provincial deslizaron que al veterano dirigente no le quedará otra que sumarse al AF o bajarse, porque no tiene estructura nacional para seguir . “Los radicales ya resolvieron que se quedan en Cambiemos. Al socialismo y al Gen los vemos más con nosotros que con él”, interpretó el funcionario que habló con Alfil. Por lo pronto, en Córdoba ambos partidos son socios de Schiaretti en Hacemos por Córdoba.
Según pudo saber este diario de fuentes lavagnistas nacionales, el economista está dispuesto a estirar todo cierre hasta el 21 de junio, día previo a la presentación de las listas que van a competir en las PASO. En el entorno del hombre de Consenso 19 consideran que a Schiaretti no le alcanza con Massa para empujar su lista de diputados nacionales, hoy por hoy la prioridad del gobernador para octubre para sumar fuerza propia en el Congreso. Es más, ponen en duda las definiciones de ayer del líder del Frente Renovador, que mal que les pese a los federales no terminó de definir su permanencia en Alternativa Federal. “Si quiere una buena elección de su lista, necesita más de lo que tienen ahora. Lavagna tiene más que todos los que estaban reunidos hoy (por ayer) en Córdoba”, sostuvo la fuente. Los colaboradores del exministro de Néstor Kichner señalan que en las “encuestas serias” ya mide más de diez puntos, pese a que hace muy poco que oficializó su intención de ser candidato a presidente. La suma que hacen en Consenso 19 es que el economista tiene muy buena imagen en Córdoba y un historial electoral.
Ayer, los aliados de Alternativa Federal ratificaron dos cosas: que están abiertos a otras fuerzas y que todos los que quieren ser candidatos presidenciales tendrán que medirse en las primarias obligatorias del 11 de agosto. Fue un mensaje destinado a Lavagna (y no tanto a un Daniel Scioli o a un Marcelo Tinelli, ya convocados) El salteño Urtubey reforzó la puerta abierta: “Vamos a reiterar hasta el último día nuestra vocación de que los que quieran participar lo hagan, pero desconozco su voluntad de si quiere o no participar en nuestro espacio y nuestra elección”, sostuvo el gobernador en una nota con Cadena 3. “No hay problema que esté en nuestro espacio, es más, ayudaría mucho porque le daría más volumen, pero eso depende de la voluntad de cada uno, no de nosotros”, remarcó.
Lavagna rechaza el mecanismo PASO porque considera que “debilita” a los que tienen menos estructura, como es su caso. En su argumentación, hay que crecer, sumar consenso y avanzar en un acuerdo programático para luego resolver las fórmulas de las candidaturas. En cualquier caso, el jefe de Consenso necesita ganar tiempo.
En la mencionada exposición en la AmCham, Lavagna no cerró la puerta a AF. Dio que “el diálogo continúa”, aunque admitió que la unidad con los peronistas federales no se produjo porque “hubo una serie de indefiniciones sobre dónde van a quedar incluidos algunos actores en el proceso electoral”, en elíptica crítica a Massa. “Hay que priorizar la coherencia: no se trata de ganar una elección sino de gobernar. Siempre es mejor la unidad y el diálogo que la separación. El límite es ese, cuando más que una unidad hay un rejunte que termina siendo negativo”, sostuvo.