Salibi aconsejó a Mestre y Negri: aprendan de los que ganan

Primer disparo en la interna radical tras la debacle del domingo

Por Alejandro Moreno

Daniel Salibi abrió ayer el espectáculo de regaños que durante mucho tiempo tendrá como escenario a la Unión Cívica Radical, después del rotundo fracaso de la autonomía mestrista y del aliancismo negrista. El intendente de Mendiolaza envió un mensaje crítico y con condimentos irónicos a los dos candidatos a gobernadores.
Salibi grabó un mensaje en su despacho y lo difundió por las redes sociales, con el propósito de que llegue tanto a los aludidos como a la mayor cantidad de dirigentes y militantes del radicalismo cordobés.
Tras “felicitar a los ganadores de esta elección”, y sin abandonar el gesto serio de su rostro, manifestó que quería “transmitirles mi dolor a quienes han sido candidatos de Cambiemos y de la Unión Cívica Radical”, en relación a Mario Negri (precisamente, de la alianza Córdoba Cambia) y a Ramón Mestre.
“Espero hayan aprendido de esta derrota cómo se gana una elección”, disparó el intendente de Mendiolaza en dirección a los que arañaron el 18 y el 11 por ciento de los votos el domingo pasado.
Salibi sacó a relucir su historial político electoral, que consiste en una serie ininterrumpida de victorias en su ciudad desde 1999, justo cuando el radicalismo pasaba al llano a nivel provincial y en la ciudad de Córdoba por las derrotas de Ramón Bautista Mestre (en 1998, en realidad) y de Mario Negri. Incluso, ha logrado retener la Municipalidad pese a no cerrar alianzas con el PRO, partido que en las dos últimas elecciones le plantó candidatos que cerca estuvieron de provocarle una derrota.
“Como intendente electo por sexta vez, y dirigente de la Unión Cívica Radical quiero decir que para ganar una elección hay que sumar y no restar”, les refregó en la cara a sus virtuales interlocutores.
“Ojalá se tome conciencia de esto, y fundamentalmente quienes conducen a la Unión Cívica Radical y quienes conducen el PRO, que hay que dejar participar a quienes desde el interior y el Gran Córdoba hemos demostrado que sabemos gobernar”, enfatizó. Luego, aseguró que “podemos sacar la Unión Cívica Radical adelante”.
El mensaje tiene una carga geográfica que el radicalismo ya conoció una vez. En 2004, después de otra tremenda crisis electoral, se constituyó el “Grupo del Lago” con intendentes de ciudades del interior que pretendían alzar sus voces contra el radicalismo de la ciudad de Córdoba, al que se acusaba de la mayor responsabilidad.
El tironeo capital-interior se agotó entre 2007 y 2011, por la fuga de muchos intendentes hacia el kirchnerismo y por el triunfo de Ramón Mestre en la elección municipal, lo que le otorgó una fortaleza superior. Incluso, el Ente de Intendentes, bastión de los radicales del interior, quedó en manos del nuevo jefe capitalino.
Ahora, la primera señal llegó del interior.
Salibi es un líbero dentro del radicalismo de Córdoba, ya que no se encolumna en ninguno de los grupos internos provinciales. En el tramo final de la campaña electoral, en línea con esa independencia respecto de los referentes, recibió primero a Ramón Mestre y luego a Mario Negri.