Mestre y la teoría del cerco: visitantes perjudican a Macri

Con la gobernadora de Buenos Aires en Córdoba, el candidato de la UCR aconsejó ocuparse los problemas de gestión. Despegó a Macri.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Ramón Mestre acudió a la vieja y peronista teoría del cerco para criticar, sin tocar a Mauricio Macri, a los dirigentes nacionales de Cambiemos que llegan a Córdoba a apoyar a Mario Negri, cuya candidatura por fuera de la Unión Cívica Radical calificó de “imposición”.
“Poco favor hacen los que están alrededor, los que muchas veces él escucha, porque lo hacen equivocar”, dijo Mestre sobre el presidente Macri y su entorno.
En una entrevista con Cadena 3, el candidato de la Unión Cívica Radical recordó que en su último paso por Córdoba Macri “explicó que acá había una disputa que no tenía que ver con Cambiemos, sino que había dos candidatos que competían, pero lo que estamos viendo es que hay dirigentes del PRO, o cercanos al presidente, que vienen a acompañar a otra lista”.
Mestre aseguró que “Macri no se ha metido; está trabajando para tratar de resolver el despelote que tenemos, que no es menor”. “De qué sirve -razonó- si vos tenés una gran responsabilidad institucional, que estés en esta provincia acompañando a otros, si lo que tenés que hacer es dar respuestas a los que están esperando soluciones”.
“Hay un grupo que sólo discute temas con una visión amarilla, metropolitana, de Buenos Aires, pero en el interior tenemos otra idiosincracia y hay otra coyuntura”, recalcó.
En relación a la presencia de dos candidatos radicales en la grilla electoral del 12 de mayo, corrigió: “no hay dos: hay uno solo”. “Mario, que es radical, fue por otra lista, que no tiene que ver con el radicalismo, tiene que ver con una imposición que viene de Buenos Aires”, aclaró.
La campaña de Negri contó con el muy polémico apoyo de la jefa de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, y el más discreto de dos importantes referentes del PRO, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal.
Mestre siempre alegó que en nombre del federalismo, los extranjeros a Córdoba debían mantenerse al margen. Incluso, cuando Ricardo Alfonsín pisó San Francisco para respaldar a la lista 3, solo lo saludó por teléfono.
El radical ratificó su pertenencia a Cambiemos, y machacó que el año pasado, al asumir como presidente de la UCR cordobesa, planteó la necesidad de una alianza que incorpore nuevos socios, más allá de los tradicionales del PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI.
“Después vino la imposición desde Buenos Aires, la imposición para que no se lleve delante el ejercicio democrático de elegir los candidatos, y la Unión Cívica Radical decidió a través del Congreso partidario elegir los candidatos”, siguió.
Mestre afirmó ser optimista por la suerte que correrá el 12 de mayo, en la elección de gobernador, y le restó importancia a las encuestas conocidas. “No está nada asegurado, no le creo a las encuestas, no le han acertado a una”, señaló.
“Gracias a Dios el poder reside en el pueblo. Los cordobeses van a poder ir a votar, nadie los va a estar presionando si les dieron un ‘vida indigna’, si les dieron un bolsón, o la ayuda de algun tipo”, opinó. Para Mestre, el gobierno del peronista Juan Schiaretti administra y actúa como “el populismo que nosotros queremos erradicar”.
“Estamos convencidos de que vamos a ganar”, remató Mestre.

Relación con Schiaretti
Mestre acusó a Schiaretti de haber buscado, durante su actual mandato en el Panal, colocarlo “de rodillas” con prácticas políticas iguales a las que usó el kirchnerismo cuando ocupó la Casa Rosada.
“Son peronistas, son populistas, y no les gusta cuando alquien puede hacerles una competencia”, dijo. El intendente puntualizó que en la Justicia continúa su reclamo por 5 mil millones de pesos que la Provincia no le habría coparticipado a la Municipalidad de Córdoba, dinero con el cual, recalcó, “podríamos hacer muchas más obras”.