Vidal, último apoyo moral de Cambiemos a Negri

La gobernadora bonaerense encabezará hoy un acto con candidatos de Córdoba Cambia. Desde la Casa Rosada reconocen que “hay riesgos” por las incursiones nacionales de la dirigente, aunque habilitaron el desembarco porque, dicen, ya habría quedado claro que no habrá “plan V”.

Por Yanina Passero
[email protected]

La campaña provincial y municipal se consume, pero Córdoba Cambia tendrá su broche de oro. La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, llegará hoy a la provincia, según confirmaron anoche a Alfil encumbradas fuentes nacionales y locales. La agenda será sencilla: encuentro con dirigentes en el hotel Quórum a las 16.30 y algún contacto con vecinos.
El referente de la alianza que también integra el PRO, el Frente Cívico y la CC-ARI, Mario Negri, recibirá a la única dirigente política cuya consideración popular arroja un diferencial positivo, según varios encuestadores. Los más cercanos al desprendimiento de Cambiemos -que logró la unción de la Mesa Nacional de la coalición- aseguran que su imagen positiva se sitúa en el orden del 48 %; la negativa, en 33 puntos y, el resto, no sabe o no contesta.
Consultores políticos que trabajan para otros partidos no disienten, incluso, sus informes son más generosos con las adhesiones que genera, alrededor del 50%; aunque sitúan el rechazo en 40 puntos. Naturalmente, la candidata a presidente que quiere el círculo rojo genera más adhesiones afuera que dentro de su coto de influencia, donde experimenta el desgaste. En provincia de Buenos Aires su imagen negativa se eleva al 60 % contra el 40% que la aprueba.
A los fines prácticos, Negri, Héctor “La Coneja” Baldassi y Luis Juez contarán con una vista de lujo que promete concentrar su atención en el tridente que podría pelear por el segundo puesto con el radical Ramón Mestre, si es que los encuestadores erraron en proyectar que el gobernador Juan Schiaretti podría romper su propia marca en los comicios del próximo domingo.
¿Puede hablarse de un real impacto en momentos donde un gran pelotón de electores define su voto? Si desde el frente Córdoba Cambia afirman que, por ejemplo, el furcio de otra mentora, Elisa “Lilita” Carrió, no incidió en el compartimiento del electorado según sondeos in door, para el “caso Vidal”, la línea de análisis debería ser similar.
Desde el frente de Negri opinan que el espaldarazo “ayuda” y fideliza el “voto Cambiemos”, pero a su vez contribuiría a desactivar algunas versiones que marcan que la Casa Rosada “les soltó la mano”. Insisten con que la llegada de la gobernadora prevista para el viernes 26 de abril se canceló por la coyuntura nacional y no por el escándalo que generaron expresiones desafortunadas para vincular al ex gobernador José Manuel de la Sota con el narcotráfico.
Desde la mesa chica del jefe de gabinete, Marcos Peña, el mismo que había pedido correr al Presidente de la campaña local, afirman que el motivo de la reprogramación obedeció al clima de incertidumbre de los mercados y su impacto directo en la economía argentina.
Consultados sobre el riesgo de que el círculo rojo (que se muestra a favor de un pase de posta de Mauricio Macri a Vidal), en Balcarce 50 reconocen los riesgos de alimentar fantasmas con las incursiones territoriales de la mandataria fuera de Buenos Aires. Pero diferencian: “En los últimos días dejamos lo suficientemente claro que no estamos pensando en ningún plan alternativo”.
Lo cierto es que si verifican la tendencia provincial que marcan las encuestas, puede anticiparse que el plan de Vidal fue llevar apoyo moral a Negri. Lo necesitan fortalecido para evitar la levantisca radical en Cambiemos.