Surge agrupación peronista para suceder a Biolatto

La nueva organización fue bautizada “Hugo del Carril”, se integra por delegados peronistas de todas las reparticiones y buscará posicionarse dentro del gremio para suceder a la actual conducción.

Por Felipe Osman

Con Rubén Daniele, 33 años secretario general del Suoem, jubilado y sin chances de volver a la conducción, y Beatriz Biolatto, vicaria del poder del “Gringo” en la dirección del gremio, a meses de ser pasada a retiro, un recambio generacional en el sindicato municipal es inexorable, y el peronismo lo percibe.
Martín Llaryora, traccionado por un Juan Schiaretti que se prepara para lograr el mejor desempeño electoral de su carrera el próximo fin de semana, es el favorito de todas las encuestas para hacerse con el control del Palacio 6 de Julio. Y Daniel Passerini, su compañero de fórmula, mantiene un diálogo fluido con diferentes delegados y dirigentes gremiales del Suoem.
Todos estos factores se conjugan para que el peronismo, que sabe jugar en todo el paño, apueste a tener un rol protagónico en la sucesión que se avecina dentro del sindicato municipal. Sindicato que es, por otro lado, un factor de poder del que ningún candidato a intendente puede desentenderse. Hacerlo significaría -lisa y llanamente- renunciar a una buena gestión de la cosa pública municipal para conformarse con una administración mediocre, centrada en pagar sueldos y contratos.
Lejos de esto el PJ -que lleva en su matriz una manera muy diferente de relacionarse con el gremialismo que la que tiene, por caso, Cambiemos- espera tener una relación estrecha con la próxima conducción del Suoem, y para ello apadrina la construcción de la agrupación “Hugo del Carril”, integrada por delegados y dirigentes gremiales peronistas de todas las reparticiones del municipio.
“La idea es posicionarnos adentro del gremio para suceder a la actual conducción”, explica uno de sus armadores, que resalta entre las virtudes de su espacio el papel central que tendrán los delegados y dirigentes gremiales jóvenes y el diálogo directo que mantienen con los candidatos del Hacemos por Córdoba.
De momento prefieren no hablar de nombres propios. Saben que a más de un año de las próximas elecciones gremiales hacerlo podría desatar intrigas entre los postulantes a cada cargo o exponerlos frente a cuestionamientos de terceros innecesariamente. Aún así admiten estar atentos a los movimientos de un Ariel Quiñone que, por ahora, prefiere mantenerse en un segundo plano. Creen que esto puede cambiar a partir del domingo próximo.
Dentro de la lista Verde, actualmente a cargo de la conducción, coexisten dos actores con peso propio que gravitarán en la sucesión de Biolatto: Ignacio Cedrón, líder de la agrupación radical, y Daniel “Chiquito” Fernández, titular de la agrupación “Rubén Daniele”.
Cada uno de ellos tendría un juego dispar en el futuro próximo del Suoem. Fernández, íntimamente vinculado al juecismo, tendría su suerte atada a la del ex intendente. El improbable desembarco de Luis Juez en el Palacio 6 de Julio aumentaría sus chances de jugarse por la secretaría general el año próximo. Su más probable derrota lo relegaría a un segundo en la conducción, cuando no al destierro.
A Cedrón, por su lado, su condición de radical no lo limitaría tanto. Su agrupación es parte fundamental de la lista Verde, y desde la agrupación Hugo del Carril entienden que estaría dispuesto a “sentarse a hablar” con ellos cuando llegue el momento.
En base a esta charla (y algunas otras) se definirá si el peronismo juega dentro de la lista Verde o, por el contrario, elige construir una nueva lista para competir en las elecciones internas del Suoem el año próximo.