Mestre apunta al interior en el tramo final de la campaña

Hoy recorre Punilla y el miércoles, Río Cuarto. Busca sacar ventaja sobre Negri.

Por Alejandro Moreno

El candidato a gobernador de la UCR, Ramón Mestre, le apunta al interior en el tramo final de la campaña en la que pelea por el segundo lugar con su correligionario Mario Negri, el postulante de la alianza Córdoba Cambia (PRO, Frente Cívico y Coalición Cívica-ARI).
Lejos del peronista Juan Schiaretti, los dos radicales, el oficial y el disidente, libran una dura batalla por el segundo lugar, una suerte de interna abierta que quedó pendiente en el proceso preelectoral.
Negri contará hoy con el apoyo de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tratando de sumar los votos aliancistas (ver página 7), mientras que Mestre apuesta fuerte al radicalismo puro.
Para el candidato de la UCR los votos en el interior, donde el aparato partidario cuenta, son un botín valioso para lograr el objetivo de mínima: salir segundo y quedar, así, como el máximo referente de un partido deteriorado.
Mestre recorrerá hoy varias ciudades del departamento Punilla, uno de los más importantes del interior provincial, con una especial dedicación a Villa Carlos Paz, la ciudad con mayor cantidad de votantes. Villa Carlos Paz es un territorio complicado para el radicalismo porque su intendente, Esteban Avilés, es un disidente que se incorporó a la coalición peronista Hacemos por Córdoba.
El miércoles, la agenda lo llevará al sur de la provincia, al departamento Río Cuarto. Como Villa Carlos Paz, Río Cuarto tiene un generoso padrón que en los últimos años dejó de ser mayoritariamente radical, pero hay allí mucho para recoger.
El cierre de campaña no consistirá en un acto central, asunto de otros tiempos, y tampoco en una caravana de autos. Mestre encabezará una decena de reuniones en diferentes barrios de la ciudad de Córdoba.
Ayer, el candidato de la UCR dedicó el día a la familia y solo interrumpió el descando por la muerte del famoso hincha de Talleres, Paco Cabesés.

Fin al populismo
En sus últimas declaraciones, Mestre calificó a Schiaretti de populista, y pidió el voto a los cordobeses por un cambio.
“La voluntad de cambiar nuestra provincia se siente en cada paso que damos, en cada conversación que tenemos con los vecinos de Córdoba. La gente me pide no aflojar, somos la única alternativa a veinte años de populismo”.
Además, sostuvo que “vamos a convertir al Banco de Córdoba en un banco de desarrollo; tiene que dejar de ser botín político y empezar a pensar en construir un crecimiento económico de Córdoba para los próximos treinta años”.
“Vamos a acompañar a los emprendedores, a las PyMEs, a los empresarios y a devolverle al banco su rol de agente y promotor del desarrollo económico, cultural y social de nuestra provincia asentado en la propia fortaleza de los cordobeses”, agregó.
Mestre dijo que el Banco de Córdoba debe brindar”apoyo financiero, impulso y acompañamiento para las empresas cordobesas de todos los tamaños, como así también a las entidades públicas, permitiendo la inversión en todos los sectores económicos. También, tiene que financiar las obras de infraestructura pública y un plan de viviendas para los cordobeses que después de 20 años siguen esperando”.