Negri busca repunte en sectores populares (terreno PJ)

El candidato de Córdoba Cambia dedicará el tramo final de la campaña a revertir su nivel de desconocimiento en los barrios más pobres de la ciudad.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los candidatos de Córdoba Cambia fueron los anfitriones del locro de 1º de mayo en la Sociedad Belgrano. El típico plato norteño fue servido junto a encuestas recién hechas que pretendieron darle un sustrato verosimilitud al habitual optimismo de un evento de clásica arenga.
Mario Negri y Héctor Baldassi, Luis Juez y Alicia Migliore, pidieron un último esfuerzo a cambio de un triunfo posible. Confiaron en su capacidad de convicción a la hora de exponer trabajos estadísticos que puede tener tantos ganadores como realizadores y la respuesta correcta sólo se conocerá la noche del domingo. Como sea, se apoyan en su equipo y del análisis trazado se desprenderá la estrategia para la última semana de campaña.
La Capital y el Gran Córdoba concentrarán la atención del tridente ungido por la Mesa Nacional de Cambiemos. Conforme a las conclusiones de un estudio presencial basado en 400 casos domiciliarios, realizado entre el 26 y 28 de abril por Plusvalía Consultores, los exponentes de Córdoba Cambia asumen que el fundador del Frente Cívico tiene una buena perforación en casi todos los segmentos sociales, incluso en los más pobres donde el PJ es fuerte en virtud de un trabajo territorial planificado y sostenido en el tiempo.
En cambio, Negri es fuerte en las capas medias donde Juez se ve amenazado por el corte del voto a favor del candidato a intendente por la UCR, Rodrigo de Loredo. El factor se presenta problemático porque allí es donde se espera que el electorado sepa como usa la Boleta Única de Sufragio, aunque no desvela.
Habría un conflicto mayor representado en los niveles de desconocimiento del diputado radical en las barriadas pobres, pero sobre todo numerosas. Es probable que por su función en el Congreso de la Nación se explique el pedido de refuerzos en ese núcleo por parte del equipo de Córdoba Cambia: focalizarán en puntos donde el peronismo tiene conexiones claves con referentes barriales y organismos no gubernamentales. Como muestra, en la lista de concejales de Hacemos por Córdoba, al menos dos candidatos se destacan por su perfil territorial como Rosalía Cáceres y Natalia Quiñones.
Esta vez, Juez aprovechará su popularidad para persuadir a su público sobre las bondades de su candidato a gobernador, como lo hiciera Negri entre los segmentos medios y altos, más reticentes en apostar por el exembajador en la Municipalidad. La fórmula se retroalimenta, pero al frente está el gobernador Juan Schiaretti quien asumió un rol de liderazgo en la campaña municipal que tiene como exponente a Martín Llaryora.
La división de Cambiemos pasará factura, independientemente del estudio minucioso de las zonas fuertes y débiles. Probablemente los más sensatos sean los macristas quienes no temen en asegurar que el gran ganador será Schiaretti, discurso que nace de un sector que siente que la gran derrota se dio el día en el que la Nación los obligó a dejar la mesa de Mestre y negociar, ya en desventaja, con el jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados.

Para la tribuna
Juez aseguró a los militantes “que están ganando en la ciudad” y apuntó contra el candidato del peronismo por la decisión de no debatir y recordó la polémica por la residencia, pese a que la Justicia avaló en dos oportunidades la postulación de Llaryora.
En tanto, Negri continuará en su plan de polarizar con Schiaretti. Frente a 4.000 personas, según calcularon los organizadores, el referente del espacio expresó: “Junto a Luis Juez Héctor Baldassi y Alicia Migliore festejamos a los cordobeses el día de trabajador. Veinte años en el poder hace que confundan lo público con lo privado, que la corrupción se haya convertido en algo natural, que los controles hayan desaparecido”.