Mestre fue a Medea por el codiciado voto evangelista

Fue conciliador. Pero en otro ámbito cuestionó a Schiaretti por el narcotráfico

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El candidato a gobernador de la Unión Cívica Radical, Ramón Mestre, cumplió ayer el rito de pasar por la carpa de Medea en busca del cada vez más atractivo voto evangelista de la ciudad de Córdoba. En la entrevista con la radio de la comunidad, prometió obras y confió en que “Dios” decidirá su futuro el 12 de mayo.
Mestre habló en la carpa de Medea y luego dijo al periodismo evangelista que piensa “sobre la base de mis creencias, que estoy en el lugar que estoy porque Dios me puso ahí”. Y amplió, a tono con quienes lo escuchaban: “seguramente el 12 de mayo, más allá del voto que cada uno ponga en la urna, el que va a estar decidiendo es Dios”.
El voto evangelista es apetecido por todos los candidatos, en razón de que nunca pudo organizarse un partido en torno a esa comunidad.
Los evangelistas de Medea tienen una fuerte inserción en los sectores populares de la ciudad de Córdoba, y hacia allí fue Mestre tratando de cosechar.
El candidato radical se mostró pacífico con el peronismo, al punto de sostener que no va a “entrar en la crítica despiadada que no ayuda nada”.
“Tenemos propuestas para tratar de mejorar las cosas que se han hecho a medias, tenemos propuestas para hacer lo que no se ha hecho y para continuar aquellas que se han hecho bien”, agregó.
Más duro había sido en una entrevista con Cadena 3, en la que le apuntó al gobernador/candidato Juan Schiaretti. “Se liberaron las cocinas de droga” en la provincia, denunció el radical.
“Este gobernador nos ha privado de seguridad, de recursos para vivir más seguros. Aquí en nuestra provincia han liberado las cocinas de drogas. En Córdoba, según los informes nacionales, se cocina un cuarto de la droga del narcotráfico. Está claro que falta control, no hay un programa seguro ni serio de seguridad”, señaló.
Mestre afirmó que “nosotros queremos un programa que va a llevar adelante Córdoba Segura, articulando con las fuerzas nacionales para diseñar un mapa del delito en la provincia y trabajar en conjunto para poder resolver los problemas. Y a la vez también perseguir el delito flagrante, a los motochorros, a las salideras y demás prácticas delictivas, brindando a nuestros servicios de justicia herramientas para que los delincuentes no entren y salgan del sistema”.

La relación con Macri
Preguntado por la relación que tiene con el presidente Mauricio Macri, aprovechó para volver a alambrar la provincia, como ya lo hizo luego del desajuste verbal de Elisa Carrió sobre la muerte de José Manuel de la Sota.
Mestre insistió con que los dirigentes nacionales deben quedarse en Buenos Aires para enfrentar la crisis.
“El presidente ha planteado la posibilidad de no entrometerse en la elección provincial, la verdad que la Argentina está en una situación difícil y yo prefiero que esté trabajando para tratar de solucionar los problemas de los argentinos y de los cordobeses”.
“Los que somos candidatos nos tenemos que dedicar a llevar propuestas y soluciones a muchos inconvenientes. El marketing y la publicidad hacen como que está todo bien y la verdad es que tenemos graves problemas de inseguridad, con el narcotráfico, tenemos problemas de salud y educación”, remató.