PRO ciñe su campaña a disputa por banca de Capital

El macrismo moverá sus engranajes para lograr que la presidenta del partido en la ciudad sea competitiva en la pulseada que la enfrentará con la esposa del Gobernador, Alejandra Vigo, y el hijo de un reconocido dirigente de la UCR, Mariano Font.

Se acabó el tiempo para los lamentos en el macrismo cordobés. La realidad es una y no queda más remedio que aceptarla: habrá que pasar las elecciones de mayo con la esperanza puesta en tiempos mejores.
Los heridos que dejó la negociación previa a la inscripción de listas se cuentan a montones. Las dos patas centrales del partido –PRO Capital y Comupro- quedaron fuertemente heridas y con sus conductores, Soher el Sukaria y Oscar Tamis, respectivamente, haciendo malabares para mantener motivada a la tropa pese a que no pueden ocultar la desazón que comparten con la dirigencia.
La primera, es el rostro visible del partido en la ciudad y primer filtro del descontento de los referentes de las seccionales. El segundo, observa cómo la estrategia nacional se lleva puesta la construcción en el interior profundo al prohibir el juego libre o en dos canastas.
Ya sensibilizados por las reiteradas bajas –la última comentada desde estas páginas la protagonizó el vicepresidente del PRO Córdoba, Andrés Díaz Yofre, aunque también hubo fugas legislativas y algunos macristas muestran sus rostros con candidatos de otros espacios- redefinieron objetivos. Si El Sukaria pega portazo quedaría seriamente comprometido el liderazgo del actual responsable de la fuerza, Darío Capitani. En pocos meses, tampoco podrá amortiguar los reproches internos el diputado Nicolás Massot, quien ganó una beca para estudiar en la Universidad de Yale (Connecticut, Estados Unidos) durante cuatro meses: entre agosto y diciembre de este año.
El macrismo cordobés pierde al armador local que supo ser efectivo en campañas pasadas, menos en la actual. El golpe más duro lo recibió el jefe de la bancada macrista en la Cámara de Diputados a raíz de la determinación de la Mesa Nacional de Cambiemos de apostar fuerte por la candidatura a gobernador de Mario Negri. Los amarillos avanzaron con el intendente Ramón Mestre para subir a Rodrigo de Loredo a la boleta municipal. Ocurrió, sí, pero el poroto se lo anotó el exponente de la Lista 3.
Como sea, el rearmado post electoral será arduo. Y los que quedan deben evitar que su capital político se escurra por completo. Es el caso de El Sukaria que tiene el desafío mayor del PRO.
La actual legisladora buscará repetir en la Unicameral pero esta vez en la lista de candidatos departamentales. En Capital competirá con Alejandra Vigo (Hacemos por Córdoba) y Mariano Font (Lista 3-UCR). Dos estructuras pesadas con apellidos significativos en el espacio, aunque la izquierda también puso a Eduardo Sala con el objetivo de raspar en un tramo donde saca sus mayores dividendos electorales, como lo es el legislativo.
Si bien hubo fricciones entre los integrantes de la mesa chica del PRO local, el trabajo territorial se ceñirá a cumplir con el objetivo de máxima, lograr la banca de Capital o, el más realista, achicar la brecha con el ganador.
Octubre requerirá de macristas sólidos para la campaña de Mauricio Macri por su reelección presidencial. Pero, también, blindados de aquellos que se sientan fortalecidos para reclamar un mayor liderazgo partidario.