Fassi, diplomacia y “puntos en la cancha”

Por Federico Jelic
Especial desde Santiago de Chile

A pesar de que el pueblo de bario Jardín quiso recurrir a los escritorios y al reglamento de CONMEBOL en reclamo de los posibles puntos que le podían otorgar a Talleres por el duelo frente a Palestino de Chile, su presidente Andrés Fassi siempre mantuvo la mesura. Incluso teniendo la posibilidad de armar algo, eligió la diplomacia, la reflexión, el análisis por sobre todas las cosas, haciendo gala del perfil político que lo caracteriza. El Albiazul acababa de empatar con más dudas que certezas 2 a 2 en un Mario Kempes repleto, y de cara al compromiso revancha de esta noche, no fueron pocos los que ya miraban de reojo algunas cláusulas estipuladas con faltas para sacar ventaja deportiva.
Pero Fassi, viejo zorro si los hay, a pesar de que por lo bajo mandó a examinar con su grupo de abogados el fallo del ente superior de Sudamérica, no quiso polemizar. Como tampoco lo hizo con la indignante reventa de entradas por parte de la barra de “La Fiel” en San Pablo, con sus hinchas como damnificados. Y por eso, a la pasada solo se limitó a responder: “A los puntos hay que ganarlos en la cancha”. Sentencia final.
Pero, de todas maneras, concretó la reunión entre su cuerpo de abogados, en alerta si hubo alguna falta flagrante por parte de los chilenos y de su Asociación ANFP (Asociación Nacional de Fútbol Profesional). Es cierto que la tan bendita demora en el envío de la lista de buena fe existió, pero como solo se trató de un error administrativo, Fassi no quiso tensar la cuerda con nada ni armar rispideces que pudieran entorpecer las relaciones. Seguro se guarda una carta, aunque sin dudas Talleres tendrá que hacer los deberes más en la cancha que en los escritorios si quiere llegar con vida a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.

Polémica y acción
Las noticias llegaban desde Chile con alto impacto para Córdoba: por un error administrativo en la presentación de las listas, a Palestino le iba a dar por perdido el partido 3 a 0 frente a Talleres. Algo similar vivió el mismo club chileno frente a San Lorenzo por Copa Sudamericana. En Talleres no salían de su asombro. Algunos festejaban de antemano y otros preferían la mesura. Desde la dirigencia no hubo pronunciamientos y, de hecho, Fassi invitaba a almorzar al presidente del club chileno Jorge Uauy, como acto de camaradería habitual, aceitando relaciones y, a la vez, en función de solicitarle más entradas para los pares albiazules en la revancha en Santiago.
Lo cierto es que hubo un error, sí, pero no de los clubes chilenos sino de la ANFP por enviar demorados las listas de buena fe, en un día inhábil en Paraguay, donde está la sede de la CONMEBOL. Pero no fue algo flagrante.
De todas maneras, la falta se hizo extensiva a todas las instituciones chilenas que compiten internacionalmente y desde el organismo rector sudamericano abrieron un expediente al respecto. Errores hubo, era cuestión de analizar la gravedad, esperar y actuar. Eso hizo Fassi, nunca fue desbocado, como para no comerse ningún acto impulsivo visceral que después pudiera lamentar sus consecuencias.
CONMEBOL, en su escrito, agrega que Deportes Antofagasta, Palestino, Unión La Calera, Unión Española, Colo Colo y Universidad de Chile son las entidades en falta, junto a ocho equipos brasileños, cinco paraguayos y dos venezolanos. En total, hay 21 clubes infractores, por un error de validación de las inscripciones, responsabilidad que cae en las asociaciones de cada país y no de las instituciones. El comunicado, además, consta del particular caso de Barcelona de Ecuador, con la presentación del volante Sebastián Pérez, cuya ficha federativa sigue siendo propiedad de Pachuca de México, donde, vaya casualidad, Fassi sigue siendo parte y teniendo influencias.
Una hora después de que Talleres no le pudiera ganar a Palestino, en zona de vestuarios, se conoció el tweet oficial de CONMEBOL indicando que al otro día saldría el fallo definitivo sobre el asunto, pero aseverando que sí existió falta y donde los clubes no quedan exentos de culpas, a la par de las asociaciones. Eso motivó la programación de una reunión en Talleres, a la espera primero del fallo y después, de las opciones para actuar (o no).

Diplomacia sobre todo
“Conociendo a Andrés (Fassi), salvo que sea un error muy burdo o algo perjudicial, no va a hacer ninguna demanda reclamando el partido ganado. Es más, tiene gran relación con el presidente de Palestino y la gente de CONMEBOL. Son muchos clubes los perjudicados. No va a pasar nada. Acatará el fallo final, pero no va a llorar por los puntos. No es su forma”, comentó un miembro del círculo íntimo de Fassi sobre las consultas realizadas en torno a esta situación. Y no le erró.
El Ente Tribunal Disciplinario de CONMEBOL fue claro en su fallo, con sanción económica y no deportiva. “Tras considerar los respectivos descargos presentados por los seis clubes mencionados, el Tribunal Disciplinario impuso multas de $15.000 USD a cada uno. Una vez recibidos los descargos por parte de los restantes clubes investigados, el Tribunal de Disciplina se expedirá al respecto”.
Clarísimo. Encima, la ANFP manifestó que saldará esa deuda representando a los clubes chilenos, aceptando el error y listo, fin del cuento. En Talleres entendieron entonces que hubiese sido demasiado espeso reaparecer en torneos internacionales con reclamos en fallos sin tantos fundamentos en busca de algún provecho deportivo, optando por el silencio. Mejor, silencio.
Por las entradas
La venta de entradas fue un caos para los hinchas de Talleres residentes en el país. La página que Palestino utilizó su plataforma de venta colapsó por momentos y solo había procesado algo más de dos mil boletos de los seis mil disponibles que iban a tener en el estadio San Carlos de Apoquindo. Incluso por “falta de demanda”, según argumentaron desde Palestino, les quitaron 1200 espacios a los visitantes, por lo que apenas habrá lugar para 4800 pares albiazules en Chile para la revancha.
Y en eso tuvo que ver algo Fassi ,porque la obligación por reglamento es no menos de dos mil y no más de ese número. Al menos se amplió en 2800 boletos más. No son los seis mil que se presagiaban en un momento, es cierto, pero la cifra supera a los disponibles en el Morumbí.
Es decir, el presidente de Talleres no quiere confrontar con nadie, ni clubes ni organismos, mientras pueda seguir negociando comodidades para sus hinchas como pasó en San Pablo, como escudo ante una eventual eliminación. En el lujoso hotel Atton de Vitacura en la parte elite de Santiago, donde concentra el plantel, dio las mismas respuestas ante esas consultas. Lo cierto es que a pesar de que la ilusión es grande en barrio Jardín, el “los puntos se ganan en la cancha”, parece ser casi un lema editorial de la dirigencia. Guste o no.