Mestre larga campaña como paladín de la UCR

El precandidato radical encabezará hoy un encuentro con los candidatos y referentes de su línea interna. Se propuso como objetivos plantarse como líder de la oposición provincial y fortalecer el lugar de su partido dentro de Cambiemos.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Si el intendente Ramón Mestre logra ganarle la interna al diputado Mario Negri, el campanazo sonará en todo el país. El eco será más potente que el de La Pampa donde el candidato de identidad PRO irrebatible y favorito en la Casa Rosada, Javier “Colorado” Mac Allister, fue derrotado por el radical Daniel Kroneberger.
El titular del Palacio 6 de Julio hace tiempo que refunfuña contra la injerencia porteña en las decisiones políticas y electorales de los aliados cordobeses en Cambiemos. Paseó por los medios nacionales la remake de aquel “Cambiemos a la cordobesa” que alumbró en su primer discurso como presidente de la UCR, el año pasado. Pero el contexto es otro, encuestadores ponen en duda el capital electoral del presidente Mauricio Macri en escenarios que suman a Cristina Fernández o no la contemplan. Para colmo, la cohesión de la entente no atraviesa su mejor momento y las aclaraciones de funcionarios nacionales, lejos de llevar tranquilidad, confirman esos temores.
Por caso, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ratificó el rol de “conductor” del mandatario pese a que varios dirigentes, entre ellos Mestre, sugirieron una interna también a nivel nacional. “No nos asusta”, insistió. Pero el “caso Córdoba” marcará un antes y un después de un proceso que también coleccionó capítulos centrales en Santa Fe, Río Negro y Mendoza.
Mestre se valdrá del contexto para equilibrar la fortaleza de su oponente, Negri, que no tardará en gozar de los beneficios del apoyo nacional para la interna. Como adelantó Alfil la semana pasada, la gobernadora María Eugenia Vidal y la diputada Elisa Carrió llegarán a Córdoba para que su buena consideración local derrame sobre el Grupo Balcarce, que se completa con el macrista Héctor “La Coneja” Baldassi y el precandidato a intendente, Luis Juez. También, el jefe de gobierno porteño y mentor de la postulación del jefe del interbloque Cambiemos en Diputado, Horacio Rodríguez Larreta, se sumará a las incursiones territoriales.
La campaña mestrista se pondrá en marcha hoy, durante un encuentro con los candidatos y referentes de la línea interna de la UCR. Expondrán la estrategia de comunicación, exhibirán la estética, mensajes claves y piezas de comunicación; puntualizarán en los recursos de redes sociales y movilización digital de voluntarios. También capacitarán sobre el sistema de fiscalización digital, Boleta Única y sistema electoral. La cita es el Hotel Holiday Inn a las 14.
Pasando en limpio, Mestre buscará mostrarse como un custodio del proceso electoral interno del 17 de marzo; como el líder de la oposición al gobierno del peronista Juan Schiaretti, a través de los resultados de un relevamiento provincial que destacará las falencias de la gestión de Unión por Córdoba en materia de salud, educación y seguridad, entre otros ejes. Y, por último, capitalizará –decíamos- el hecho de no haber sido tomado en cuenta como opción para terminar con dos décadas de gobierno P J en Córdoba, es decir, se postulará como el referente que jerarquizará el lugar de la UCR dentro de Cambiemos.
A nivel interno, el también titular del Ente de Intendentes Radicales logró reducir el impacto interno por la tómbola de nombres en el momento de armar sus listas ejecutiva y legislativas. La elección del precandidato que escoltará a De Loredo responde a una necesidad práctica de zanjar la guerra de egos inseparable de ese acto político. Alfredo Sapp, es un dirigente de la seccional 3, que creció bajo la protección política de Jorge Font.
Mestre lo propuso para bajar la espuma entre dirigentes cercanos a Mestre que pujaban por ese puesto como el secretario de Modernización, Marcelo Cossar, y el legislador Javier Bee Sellares. Lo cierto es que el funcionario integrará la nómina de legisladores, mientras que el exsecretario de Gobierno resolvió dar un paso al costado, aunque lo apoyará por mandato de la coherencia. Trascendió desde el Palacio, que convocarán al hombre que integró la mesa chica del jefe municipal.

Negri, otro llamado a la unidad
El precandidato a gobernador hizo un nuevo llamado a la unidad de Cambiemos. “Hace falta parar la pelota en Cambiemos porque el peronismo llama a la unidad para derrotarnos. Cambiemos no debe caer en el juego que nos proponen. Está claro que los motivos que nos unieron no han desaparecido y nadie está en condiciones de cacarear”, tuitéo.
Continuó: “Estrechar los esfuerzos implica debatir políticas públicas, reconocer aciertos y errores, pero también dar un salto de calidad en la coalición, incluidas todas las responsabilidades, sin perder el rumbo que nos unió. No debemos regresar al pasado”.
Para el cierre se mostró a favor de los disensos, pero disparó munición gruesa: “Si nos creemos capangas para desafiarnos entre nosotros, nos atropellará el pasado, los argentinos no nos perdonarían y eso sí será nuestro fracaso. Y peor: el fracaso del país”.