Blindaje presupuestario de Schiaretti para el ’19

El proyecto presentado ayer por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, consolida el plan de obras y refuerza las partidas sociales. Justamente, dos de los ejes principales sobre los que girará la campaña del peronismo en el `19.

Por Yanina Soria
[email protected]

schiaretti“El gobernador no dejará rienda suelta que pueda hacer peligrar la continuidad del peronismo en el poder”, repiten en off desde el Centro Cívico.
El enunciado que aseguran ya tiene como premisa Juan Schiaretti con mira al 2019, incluye también explotar el perfil de gestor con el que peleará por su reelección.
El jefe del justicialismo cordobés busca convertirse en el principal albañil de la provincia, en el hacedor de un ambicioso plan de desarrollo de infraestructura, “histórico” para Córdoba, insisten desde el Panal.
Con ese pergamino en mano, el oficialismo intentará permanecer su sexto periodo consecutivo en el poder provincial y rebatir en las urnas al candidato que Cambiemos le ponga en frente.
Están convencidos que la propia administración provincial será la vedette cuando comiencen a correr tiempos proselitistas y que eso, sumado a la alta imagen que conserva el mandatario, resultará un combo difícil de revertir electoralmente.
Nada de promesas, adelantan desde Unión por Córdoba (UPC). La campaña de Schiaretti se basará en mostrar el programa cemento desarrollado en Córdoba pero también, la fuerte inversión en acción social. La bandera de Perón de justicia social, comenzará a escucharse con mayor énfasis en boca de los dirigentes del PJ.
Justamente se trata de los dos ejes que aparecen blindados en el Presupuesto provincial que ayer presentó de una manera tan particular el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano.
En la Legislatura, el funcionario fue claro al expresar que el plan económico prevé mantener el año que viene el ritmo de obras para concluir con trabajos considerador fundamentales “para el desarrollo productivo y social de la Provincia”.
Schiaretti quiere mostrar una provincia con solvencia fiscal, capaz de desarrollar ese plan con recursos propios, incluso cuando los fondos nacionales comprometidos no lleguen en tiempo y en forma, y cuando el contexto económico nacional sea adverso.
De paso, Giordano reclamó ayer la deuda de Nación por casi 6 mil millones de pesos, una cifra –dijo- que representa 25% de la deuda que debe tomar la Provincia para financiar la inversión en 2019.
Entre otros trabajos de envergadura se mencionan el cierre del anillo de Circunvalación en la Capital provincial, los gasoductos troncales, las obras de agua, cloacas y desagües.
Todas esas obras aparecen “calzadas”, y mientras este año el gobernador Schiaretti mantiene un ritmo de corte de cintas similar al de cualquier año electoral, para el `19, su último año de gobierno, se reserva la inauguración de las más importantes, aquellas que UPC pretende dejar como sello de gestión.
De igual modo, el proyecto presentado por Giordano también hace énfasis en lo social, ante la necesidad de “paliar los efectos que tiene sobre la población más desfavorecida la grave crisis que se atraviesa a nivel nacional”, dijo el hombre que fue tendencia en las redes por explicar el Presupuesto con cuatro frascos de caramelos.
Es por eso que el incremento de la inversión social llega a 92% (ver página 4). En 2019 sumará 9.314 millones, y pasará de 10.084 a casi 19.398 millones de pesos, según expuso.