FATAP responde a guiño por subsidios: acordó con UTA

El fondo compensador flexibilizó la política de recorte inicial de Nación. Pese a que no cambiaron las condiciones que desataron el conflicto hace 10 días, el gremio de los choferes y empresarios firmaron una tregua.

Por Yanina Passero
[email protected]

Fue la federación nacional de transportistas (FATAP) la que se encargó de blanquear el trasfondo de la pulseada con UTA que terminó con 10 noches sin servicio en el interior del país. “Sin subsidios, pasaje a $ 40”, la inesperada bienvenida que las prestadoras dieron a los usuarios del transporte público durante la jornada del miércoles.
La propaganda política que vistió la carrocería de varios coches fue sólo un detalle de color del real interés de las partes reunidas en la Secretaría de Trabajo de la Nación, supuestamente, para destrabar un conflicto salarial producto del atraso tarifario en el tercer trimestre del año. La rápida salida al atolladero al que llegaron ayer los empresarios con el cabecilla de los choferes, Roberto Fernández, sólo puede atribuirse al preacuerdo que alcanzaron los diputados en materia de fondos no reintegrables para el transporte.
Se creará un fondo compensador para aliviar la carga a los gobiernos locales afectados por la reducción drástica de subsidios a un servicio que, en Córdoba Capital, moviliza a más de 850 mil pasajeros por día. Los fondos frescos serán el resultado de la suba del Impuesto a los Bienes Personales y podrían significar unos 13 mil millones de pesos para el interior. Será un alivio, claro, pero insuficiente para amortizar la quita calculada en más de 40 mil millones de pesos, según el programa de subsidio cero del ministro de Economía, Nicolás Dujovne.
Si bien aún resta conocer la letra chica en la redacción final del Presupuesto, la concesión fue recibida como una conquista parcial en el sector empresarial y correspondieron el gesto del Congreso firmando una tregua con la UTA. Altas fuentes provinciales calificaron de “razonable” la propuesta que ayer se seguía discutiendo en comisión.
FATAP y UTA, con el objetivo común de terciar por la continuidad de fondos para el sector, no flexibilizaron sus posturas mientras miles de pasajeros quedaban a pie durante la madrugada. En las sucesivas audiencias, los empresarios se negaron a abonar e 5,7% de incremento salarial a los choferes e incluso amenazaron con suspender personal y reducir frecuencias. El gremio -que inició su proceso de renovación de autoridades ayer y hoy le toca a la sede local- no recurrió a otros elementos de presión. Al fin y al cabo, las partes sabían que cualquier noticia relacionada a los subsidios incidiría en el resultado de las negociaciones que se retomaron ayer a las 14, en Buenos Aires.
Y así sucedió. FATAP reprochó las dilaciones de los poderes concedentes para autorizar un incremento del precio del boleto, pese al contexto de alta inflación y aumento de los costos. Luego, responsabilizó a la UTA por recrudecer la situación en virtud del paro que afectó la recaudación por la merma de pasajeros transportados. Y, para cerrar, manifestó su rechazo a las multas administrativas que les fueron aplicadas a las prestadoras. Casi 10 millones de pesos en Córdoba, según precisaron desde la Municipalidad.
Como era de esperase, el sindicato exigió el cumplimiento del acuerdo salarial que suma un 25,25% y desde la cámara asumieron el compromiso de liquidar los haberes con la escala acordada en febrero. Tampoco habrá sanciones a los empleados que pararon, ni descuentos salariales. Como se evidencia, los usuarios son los únicos que pagan las consecuencias de pulseadas políticas de gran escala.

Esteban, nueva secretaria general
En la jornada de hoy se llevará adelante la elección de la comisión directiva de la UTA Córdoba. Carla Esteban encabeza la lista única que el secretario del Interior de la central, Jorge Kiener, elaboró con la consigna de asegurarse dirigentes de su confianza en cada renglón de la boleta.
La futura secretaria general de UTA para el período 2019-2022 ingresó al servicio de transporte público en la empresa estatal Tamse pero fue desvinculada por el intendente Ramón Mestre luego del paro de nueve días que promovieron algunos delegados díscolos en junio del año pasado. Fruto de las negociaciones de los interventores Kiener, Luis Arcando y otros miembros de la junta normalizadora cordobesa, fue recontratada por Ersa.
El 12 de julio, Esteban debutó electoralmente en la boleta de delegados de la empresa Ersa. El triunfo estaba asegurado por la ausencia de competencia. UTA Nacional promedió las opciones electorales en una boleta única luego de la fallida experiencia de 2017, cuando delegados electos desconocieron la autoridad de los interventores y plantaron una de las huelgas más salvajes de la historia reciente del transporte cordobés.