Pacto Fiscal Provincial: con repliegue de Tamis, reclamo vuelve a ser sólo de Mestre

El titular de Comupro tiene un plazo de 60 días para bajar la demanda por fondos coparticipables que inició junto a su par capitalino, pero espera instrucciones de la Casa Rosada. La crisis y la adhesión masiva de jefes comunales a la oferta de El Panal licuaron el principal contrapunto entre el radical y Juan Schiaretti.

Por Yanina Passero
[email protected]

El almanaque preelectoral empieza a ejercer presión sobre la agenda de los socios locales de Cambiemos. Dirán que por la crisis económica no pueden mostrarse enfocados en la supervivencia de la marca más allá del 2019, pero sus acciones ya pueden leerse en clave de realpolitik. El intendente de Oliva, Oscar Tamis, finalmente se desmarcó de su par cordobés, Ramón Mestre, y bajará la demanda judicial que inició junto al radical para reclamar por más fondos coparticipables.
El presidente de la Comupro tiene un plazo de 60 días para cumplir con la exigencia del gobernador Juan Schiaretti para que las arcas de su municipio sean acreedoras de ocho millones de pesos anuales, fruto del Pacto Fiscal Provincial que los ministros Carlos Massei (Gobierno) y Osvaldo Giordano (Finanzas) acercaron a los 427 jefes comunales apenas explotó la corrida cambiaria que no hizo más que profundizarse desde mayo a la fecha, plantó la crisis e impacta en la recaudación.
Antes deberá hacer una escala en la Casa de Gobierno. Altas fuentes confirmaron a Alfil que aún adeuda una firma, aunque estaba prevista la posibilidad para aquellos que quisieran adelantar el trámite legislativo. El plazo vence hoy, pero desde un influyente ministerio confirmaron que no tendrán inconvenientes en aceptar algunas “flexibilidades”.
Claro que no. El blindaje financiero para los alcaldes de la provincia podía leerse en términos estratégicos: si el número de interesados era grueso (como finalmente ocurrió), el intendente Mestre quedaría aislado en uno de los tópicos de su preferencia para diferenciarse del gobernador Juan Schiaretti, con quien espera medir fuerzas en el próximo turno electoral. La adhesión de Tamis, el broche de oro.
Si bien el referente de los intendentes macristas había anticipado su voluntad de acordar y declinar la vía judicial, dilató su decisión con el claro objetivo de que su nombre no estuviera entre las excusas para que el mestrismo agitara el fantasma rupturista.
Para ello, en uno de sus tantos viajes a Buenos Aires, pidió a los popes de Cambiemos protección. Con una verbalización, pretendía dividir las cargas por una decisión que desde la Casa Rosada le desaconsejaron. Si bien gozó de plena autonomía, no faltaron las voces que le advirtieron sobre las inconveniencias de aplicar el “modelo Mestre” de construcción.
No obstante, eligió acoplarse a la estrategia mestrista que incluyó una denuncia del Pacto Federal al que suscribieron los gobernadores. Era de esperarse que la Nación decidiera correrse del foco para evitar roces con uno de los peronistas más influyentes del interior del país. Tamis, un dirigente clave en el plan territorial del partido, sería compensado después. De hecho, la Comupro tendrá su momento protagónico en pocas semanas, con motivo de la inauguración del local en el centro de Córdoba.
Mestre fue “notificado” por Tamis, incluso desde el PRO Córdoba tendieron puentes con el presidente de la UCR para conocer el impacto de la noticia. Como era de esperarse, causó malestar la estocada final que el macrismo asestó al plan de posicionamiento del mandamás del Palacio 6 de Julio. Pero es sabido que los caminos comenzarán a bifurcarse hasta que llegue el momento de abrir la ronda de negociaciones electorales entre los aliados.
Desde la Comupro ratifican la legitimidad del pedido de distribución de las partidas adicionales tras el acuerdo por el fondo del conurbano bonaerense. Por ejemplo, la ayuda provincial al municipio de Oliva representa la cifra reclamada, pero sólo por un año. Sin embargo, entienden que la batalla perdió entidad por el escenario nacional que empujó a los intendentes a asegurarse recursos frescos.
La adhesión de Tamis al Pacto Fiscal Provincial no tiene marcha atrás pero aún no dio precisiones sobre el momento en bajará la demanda. Como era de esperarse, el momento será señalado por la Casa Rosada conforme avance el cúmulo de negociaciones que el presidente Mauricio Macri mantiene con Schiaretti. Una de ellas podría ser el presupuesto.