17 de octubre del PJ Federal, Manzur sorprende a Schiaretti

El 6 de octubre se realizará una cumbre de los máximos dirigentes del peronismo federal. Juan Schiaretti, Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey mantendrán una reunión en la Ciudad de Buenos Aires. Juan Manzur, invitado a esta foto, convocó a un acto en Tucumán.

El peronismo de los gobernadores tendrá un octubre vertiginoso. La prioridad de los armadores es constituir un espacio electoral alternativo a Cambiemos y el kirchnerismo para terciar en la elección presidencial de 2019.
El núcleo de conducción del grupo está conformado por un cuarteto de dirigentes de peso específico en los distintos frentes políticos donde el justicialismo mantiene poder de fuego. La idea es concentrar las energías en potenciar una plataforma nacional que los suba al ring de la disputa por el Sillón de Rivadavia.
Juan Schiaretti se afianzó como principal interlocutor del grupo de mandatarios provinciales, principal activo político del PJ Federal. Por experiencia y por la importancia del distrito que conduce (el más grande gobernado por un peronista), su liderazgo es reconocido entre sus colegas.
Juan Manuel Urtubey secunda al cordobés en el grupo de gobernadores y está claramente lanzado como candidato presidencial. La imposibilidad de optar por una nueva reelección en Salta y la imagen racional que cultiva lo colocan como una opción seria para encabezar la boleta presidencial.
Miguel Ángel Pichetto es reconocido como el autor intelectual de la reconfiguración de los bloques legislativos del peronismo. En esa movida, logró concentrar a los representantes de los gobernadores en una sola formación y ganar autonomía del kirchnerismo que, en vio disminuido su volumen en el Congreso Nacional.
Sergio Massa, por su parte, representa el regreso a la estructura partidaria de aquellos que habían optado por presentarse por fuera del PJ en las elecciones de 2015. También se lo menciona como un posible integrante de la fórmula presidencial.
La foto de estos cuatro dirigentes será el próximo 6 de octubre en la ciudad de Buenos Aires. El objetivo de esta cumbre es plantar una referencia alternativa al interior del justicialismo nacional y dejar clara la intención de competir en las próximas elecciones por fuera de las listas del kirchnerismo. Argumentarán que la coalición que lidera la ex presidenta eligió excluirse del PJ cuando se presentó bajo el sello de Unidad Ciudadana en las últimas elecciones legislativas.
La idea de los organizadores de esta cumbre era sumar un quinto invitado. Juan Manzur, gobernador de la provincia de Tucumán aparecía como una pieza clave a la hora de despejar los fantasmas de fractura que se habían producido entre los mandatarios peronistas al inicio de la discusión con el gobierno nacional en relación al proyecto de presupuesto.
En esos momentos, el tucumano lideró una suerte de rebelión interna contra la dupla Schiaretti-Urtubey. Luego, la disidencia se aplacó a partir de algunas concesiones que lograron obtener del ejecutivo.
Por esto es que el cuarteto que lidera el armado del PJ Federal consideró integrarlo a la mesa que dará la conferencia el próximo 6 de octubre. El objetivo es exhibir por lo menos ocho gobernadores peronistas comprometidos con el espacio.
La táctica parece haber dado resultado. Tanto que, en las últimas horas, Manzur se propuso como anfitrión de la segunda actividad que planeaban los peronistas federales. La idea inicial era que, luego de la foto de los principales referentes, se organizaría un acto público.
Algunos de los armadores proponían realizarlo en la mítica fecha del 17 de octubre, aunque con un formato alejado de la nostalgia y el folclore peronista. Preveían presentar un decálogo de puntos que guiarían un eventual gobierno del sector y mostrar una imagen de conciliación por encima de la grieta.
El anuncio de la “invitación” de Manzur llegó por un vocero inesperado. El sindicalista y reciente ex interventor del Partido Justicialista a nivel nacional, José Luis Barrionuevo, adelantó que el tucumano planeaba congregar a la militancia.
“El 17 de octubre el gobernador Manzur va a convocar a todo el peronismo en su provincia para lanzar el peronismo federal, no cirstinista” lanzó el gastronómico en una entrevista radial.
El anuncio, aun sin confirmación, tomó al resto del espinel “federal” por sopresa. Si bien estaba en las previsiones una actividad ese día, no había un acuerdo sobre el lugar y las características.
Lo cierto es que el peronismo federal comienza a moverse. El objetivo es llegar a fin de año con un formato para definir las candidaturas. El formato pretende ser moderno, pero las picardías tradicionales parecen gozar de buena salud.