Gesto de Schiaretti a Macri en tiempos de ajuste

El gobernador dijo ayer que Córdoba “está haciendo un esfuerzo y tiene toda la predisposición” para que la Nación cuente con esa herramienta. El lote de mandatarios peronistas más críticos, endurece su posición.

Por Yanina Soria
[email protected]

Cuando corren tiempos de ajuste y en medio de la incertidumbre financiera y la consecuente inquietud social, el gobernador Juan Schiaretti envió una señal política a quien, al menos hasta hace algún tiempo, definía como su amigo: el presidente Mauricio Macri.
En medio de la pulseada entre la Nación y las provincias para intentar consensuar el ajuste del gasto en el Presupuesto 2019, el cordobés dijo que su jurisdicción tiene “toda la predisposición para que este instrumento, que es esencial para terminar con el déficit fiscal, vea la luz”. Además, adelantó que las negociaciones no están tan lejos de arribar a buen puerto y reiteró que el esfuerzo de todos los actores que discuten por dónde y cómo debe pasar la tijera, sea justo y equitativo.
La propensión de Córdoba para acordar con el gobierno de Cambiemos no es un dato menor ni pasa desapercibido para la Rosado por dos aspectos fundamentalmente: 1- porque un núcleo duro de gobernadores críticos, endureció su postura respecto a la negociación tras la eliminación del Fondo Sojero; 2- porque, Schiaretti es uno de los “opositores” garante de la gobernabilidad, atributo que demostró cuando en momentos de discutir -por ejemplo- el Consenso Fiscal, resultó una pieza clave para llegar a un acuerdo.
El cordobés con su par salteño, Juan Manuel Urtubey, integran la grilla de jefes provinciales “racionales” y “dialoguistas” según el catálogo de Balcarce 50, mientras que del otro lado, se ubica un lote también de mandatarios peronistas pero más críticos del macrismo y sus políticas.
Justamente, el anuncio del fin del Fondo Sojero de semanas atrás dividió las posturas dentro de la Liga de mandatarios PJ provocando, incluso, una contra cumbre de jefes provinciales a la que se sumaron dirigentes del massismo, de la CGT y el gerente del PJ Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto.
A ese carril de gobernadores “rebeldes” lo conduce el tucumano Juan Manzur, quien fue uno de los primeros en amagar con presentar a la Justicia un recurso por la quita del Fondo Sojero. El que ya lo hizo y también se sumó a la segunda reunión que tuvo lugar esta semana en Buenos Aires, fue el chubutense Mariano Arcioni.
Hace algunas horas, en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) se volvieron a encontrar Manzur, Arcioni Carlos Verna (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gildo Insfrán (Formosa) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), además de los vices de Chaco y Tierra del Fuego. También Se sumó Pichetto y Sergio Massa, allí los actores intentaron definir la estrategia frente a tres puntos: Presupuesto `19, fin del Fondo Sojero y la economía en general.
Mientras eso ocurría, Schiaretti que no fue de la partida, manifestó su voluntad para acordar los puntos necesarios para que haya Presupuesto.
“Yo espero que haya un Presupuesto Nacional y Córdoba está haciendo los esfuerzos para que sea posible. Nuestro país está en una situación delicada, de la que yo espero que el Gobierno Nacional encuentre la forma de salir”, dijo ayer en una recorrida por el sur provincial.
Vale recordar que en el marco de la mesa de discusión que ya se abrió entre los ministros de Economía provinciales y la Nación, los distritos del interior acordaron un documento con algunas propuestas para evitar que el ajuste sea tan severo. Entre otros muchos puntos, sugirieron ampliar la base tributaria.

 

Córdoba, la que más redujo Ingresos Brutos

Ayer, la Provincia informó que Córdoba, junto con Buenos Aires, es la jurisdicción que en lo que va de 2018 más redujo la alícuota efectiva promedio de Ingresos Brutos, al bajar ese impuesto un 9,7%. Esa medida llevó a que la alícuota promedio que percibe el fisco cordobés se ubique por debajo de la media nacional.
De acuerdo a con estadísticas elaboradas por el Ministerio de Finanzas de Córdoba, la alícuota promedio que percibe la Provincia se ubica en el 2,84% mientras que la media nacional está en el 2,96%. Esto pone a Córdoba en el mismo nivel que la provincia de Buenos Aires (2,88%) y por debajo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (3,13%).
Desde el Gobierno señalaron que la reducción aplicada fue del 9,7%, siempre tomando el primer semestre de 2018 comparado con igual periodo de 2017. “De esta manea Córdoba da cumplimiento al Consenso Fiscal suscripto con la Nación y alivia la presión tributaria sobre actividades productivas”, dijeron.
El ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, aseguró que “a otras provincias les resultó difícil poder cumplir ya este año” y advirtió que “con el contexto actual puede llegar a ser realmente difícil para ellas en 2019”. En función de ello, Giordano considera que “es importante que el Presupuesto se trabaje con racionalidad y apuntando a metas realizables por todos”.