Pichetto se anota y sube a Schiaretti como presidenciable PJ

El senador rionegrino mostró su vocación de encabezar la fórmula presidencial del peronismo federal para las elecciones del 2019.

Por Salvador Santos

presidenciablesEl justicialismo federal entró en fase de definiciones. Sus dirigentes saben que su consolidación como espacio político con aspiraciones de disputar las elecciones presidenciales del año que viene depende de su capacidad para encontrar una figura que condense los activos políticos que lograron reunir.
El grupo confía en su despliegue territorial. El apoyo de los gobernadores peronistas les garantiza presencia en la mayoría de los distritos del país y los nutre de candidatos provinciales que pueden empujar una fórmula nacional.
Durante el extenso proceso de recorrida que organizaron sus principales armadores, lograron aceitar los contactos con la estructura del peronismo de cada provincia además de las valiosas fotos de familia con los principales caciques territoriales.
También lograron articular una fuerza parlamentaria propia que adquirió protagonismo en ambas cámaras. El objetivo que se plantearon fue terciar en la polarización política que venían manteniendo Cambiemos y el Frente para la Victoria.
Consideran que lograron desplazar al kirchnerismo del liderazgo opositor e instalar una agenda propia que hicieron valer en varias oportunidades. La votación de la ley que retrotraía las tarifas a diciembre del año pasado fue su bautismo de fuego, aunque fue rápidamente vetada por Mauricio Macri.
La larga etapa de acumulación está llegando a su fin. Luego de la visita a la provincia de San Juan que se concretará este jueves, y un fugaz paso por Tierra del Fuego, la taskforce del justicialismo dará por concluida su recorrida federal.
A nivel territorial, hay una gran incógnita en provincia de Buenos Aires. Los estrategas del PJ federal son conscientes que es la fortaleza electoral del kirchnerismo y que, desde allí, puede condicionar al resto del peronismo.
Es por esto que Miguel Ángel Pichetto piensa en desembarcar el distrito más grande del país. El mismo jueves, cuando sus compañeros de ruta se encuentren con el sanjuanino Sergio Uñac, el senador por Río Negro será la figura excluyente de un acto en la capital bonaerense.
Estará escoltado por dirigentes de todas las tribus del peronismo no kirchnerista. Por el massismo asistirán Graciela Camaño y el legislador provincial José Amondarain, también estará el diputado nacional Diego Bossio y la randazzista Florencia Casamiquela.
La idea es concentrar a todas las versiones del peronismo federal bonaerense con el objetivo de generar una alternativa electoral local que pueda competir con la eventual candidatura de Cristina Kirchner. La alternativa que manejan es la de Sergio Massa como candidato a gobernador.
En una entrevista al diario Río Negro, Pichettohizo su diagnóstico sobre la situación del peronismo. “El peronismo federal tiene que tener candidatos. Ella (Cristina Kirchner) va a ser candidata por Unidad Ciudadana, una fuerza de izquierda o de centro izquierda. Eso está claro en el panorama político. Y del otro lado va a estar Cambiemos” afirmó.
Sobre los grupos que planean un esquema de unidad entre todos los sectores y una definición de candidatos en una primaria abierta, el rionegrino fue tajante: “Una pata de cada lado no se puede, en un esquema de unidad. En la medida que no se corra la Cámpora y ella siga siendo candidata es difícil”.
Además, consideró que los postulantes del justicialismo tienen que poner la cara y mostrarse como alternativa. Según su análisis, el gobierno busca un esquema en el que triunfe en primera vuelta sacando un 40% con 10 de diferencia con el segundo. “Si no gana en primera vuelta tiene problemas graves” sentenció.
Con respecto a los candidatos posibles para una fórmula de su espacio, Pichetto sorprendió colocándose como uno de los presidenciables. “Hay cuatro o cinco nombres en el espacio federal que son importantes: está Urtubey, está Massa, está Lavagna, está Schiaretti. Y sí, también estoy yo. Soy el que más está decidido de todos ellos” afirmó el jefe del bloque de senadores.
Más allá de su propia nominación, que luego matizó, sorprendió la mención al gobernador cordobés como uno de los posibles candidatos presidenciales. Schiaretti apunta a su reelección en la gobernación, aunque fuentes del peronismo federal no lo descartan como postulante “sorpresa”.
Otro dato importante fue que el experimentado senador peronista no incluyó a José Manuel de la Sota como un precandidato del espacio. Quienes conocen a Pichetto aseguran que es lo que no dice es casi tan importante como lo que dice.