Macri, con autocrítica, pero optimista hacia adelante

Reconoció que Cambiemos no pudo cumplir con los objetivos de bajar la inflación y el déficit. En su visita a Córdoba ratificó el rumbo y destacó el apoyo internacional.

Por Gabriela Origlia

macriEl presidente Mauricio Macri tuvo algo de autocrítica al admitir que no pudieron domar la inflación y el déficit fiscal, pero volvió a mostrarse optimista respecto al crecimiento futuro. En su raid empresario por Córdoba compartió la mañana con el gobernador Juan Schiaretti y con el intendente Ramón Mestre.
Con el Gobernador aprovecharon para cruzar opiniones respecto del ajuste que deben compartir Nación y provincias; Schiaretti le insistió en la necesidad de equidad y en que la voluntad de diálogo debe ser mutua.
El Presidente aprovechó para criticar a la oposición que rechazó la reforma de las Fuerzas Armadas (también Schiaretti lo hizo). “Lo que propusimos fue adaptar a las fuerzas armadas a estar listas para las amenazas globales del siglo XXI: el terrorismo, los ciberataques y la lucha contra el narcotráfico”, explicó.
“Ante esto la reacción de la oposición fue el rechazo y ahí es donde uno se sorprende. Como si sus candidatos a presidente, que compitieron conmigo, no hubieran propuesto exactamente lo mismo”, sostuvo. Y agregó: “Eso no está bien, es lo contrario a la sinceridad, al diálogo y actitud constructiva”.
La referencia la hizo en el acto de lanzamiento de la pickup Frontier de la alianza Nissan Renault, para lo que se invirtieron US$600 millones.  Tanto en la planta automotriz como en la entrevista abierta que ofreció en el 41 aniversario de la Fundación Mediterránea, el Presidente subrayó que “pasan cosas buenas” en el país.
Indicó que la inversión de Nissan Renault no es “aislada”, que la industria automotriz apuesta con U$S 5300 millones con el objetivo primordial de exportar. También repasó los logros en Vaca Muerta, el litio y las exportaciones “como nunca” de carne y cítricos. Sumó al turismo a los aspectos positivos.
En relación a la integración al mundo, el Presidente marcó que Estados Unidos y China son dos socios importantes para Argentina. “Brasil está pasando una situación traumática pero que en términos históricos le dará una salud institucional importante. En el medio afectó a la economía pero confío que después de estas elecciones tendrá un mayor crecimiento. Soy muy proBrasil, es nuestro socio estratégico más importante”, afirmó.
Sobre la pobreza, enfatizó que la proporción del gasto social es el “más grande de la historia: 3 de cada 4 pesos tienen afectación social, y además de eso tenemos sistemas como la Ventanilla única o el Estado en tu barrio. Cambiamos los planes trabajar por uno que dice “Hacemos Futuro”, donde capacitamos a 80.000 argentinos”.
Reconoció que Cambiemos no pudo cumplir con los objetivos de bajar la inflación y el déficit. “Es parte de un proceso de aprendizaje; estamos empezando a decir las cosas por su nombre; a poner los problemas sobre la mesa”.
Macri dijo: “Este cambio que llevamos a cabo en la argentina es en serio, es profundo”, sostuvo, y agregó: “Sé que hemos vivido momentos difíciles, que todavía estamos recorriendo. Cuando nos sentíamos muy bien con lo que estábamos haciendo nos topamos con una tormenta de frente, lo que nos obliga a poner más el hombro”.
En el acto de Nissan Renault, Schiaretti enfatizó que la producción “significa también la consolidación y la continuidad de nuestra Córdoba como polo de producción automotriz. Con la inversión de Nissan sumado a las inversiones de las otras compañías automotrices, estamos ya en más de 1.350 millones de dólares en estos años”.
“Con la plataforma de Nissan se van a producir pickups para Mercedes Benz y para Renault. O sea, nuestra planta de Santa Isabel, va a ser una fábrica globalizada”. El proyecto se lleva a cabo por un equipo multicultural de Nissan que se estableció en la provincia, conformado por profesionales, técnicos e ingenieros de Japón, México, Brasil, España, Francia, Venezuela, EE.UU., Colombia y Argentina.
La fabricación de pickups crea 3000 empleos, mil directos y 2000 indirectos. El arranque prevé 70000 unidades anuales.

Schiaretti prometió apoyo si el ajuste es equitativo

El primer semestre de este año en Córdoba dejó un ahorro neto de 17%, dijo el gobernador Juan Schiaretti y subrayó que de recursos propios se invirtieron en dos años y medio U$S 1.612 millones “base caja”.
Desde lo fiscal, afirmó que la Provincia está “sólida” y advirtió que el superávit fiscal es de 4,6%. Se comprometió a no incorporar personal al escalafón general que, desde noviembre de 2015, cayó en unos 2.000 agentes.
Schiaretti proyectó que este año, por la crisis, crecerán las partidas sociales y superarán los $9.000 millones en el año.
“Recuperamos recursos y fuimos austeros en el gasto y eso nos permite destinar 11% del presupuesto a obra pública”. Dijo que 188 empresas pidieron reserva para el gas en las 110 localidades del interior donde llegó el servicio por los gasoductos.
Para más obras de cloacas, afirmó que esperan autorización de la Nación para tomar fondos del BID que el gobierno central no usó. Para acueductos adelantó que seguramente apelarán -”cuando se normalice la Argentina”- al sistema de Participación Público Privada (PPP).
Reiteró que la deuda pública no preocupa porque representa cuatro meses de ingresos; no incluye en ese monto los títulos públicos emitidos sin garantía que se refinancian.
Schiaretti apuntó que entre 2016 y 2017 Córdoba recibió inversiones privadas por U$S 1.795 millones (1.370 corresponden a automotrices; 232,5 a lo aerocomercial; 120 a construcción y 67,1 a alimentos).
El Gobernador lamentó que Argentina “tropiece siempre con la misma piedra que es el déficit fiscal” y criticó el tomar deuda para cubrir el rojo. “Hago votos para que se alcance el equilibrio fiscal y me comprometo a que la Provincia mantenga su superávit”.
Reiteró que nadie le consultó la decisión de ir al FMI y que la responsabilidad de las medidas es de la Nación.
“Nosotros queremos que la Argentina no entre en una crisis mayor; vamos a aportar para reducir el déficit que tiene la Nación. Lo que queremos también en este aporte es que el ajuste sea equitativo”, dijo Schiaretti y aclaró que habla en nombre de todos los gobernadores del peronismo.
El gobernador dijo que el problema sería que los dirigentes de cualquier nivel antepongan sus intereses político electorales a la solución a los problemas que nacen del déficit fiscal.