Mujeres PJ presionan por más lugar en oferta electoral ‘19

Funcionarias, intendentas, jefas comunales, legisladoras y concejalas se reunieron esta semana para avanzar sobre una agenda concreta de temas. Buscan salir de la lógica del cupo femenino para disputar más lugares de poder dentro del peronismo.

Por Yanina Soria
[email protected]

Aunque desde el peronismo cordobés se empeñen en decir que el 2019 aún está muy lejos y que la prioridad es la gestión, los próximos comicios provinciales y la pretensión reeleccionista del gobernador Juan Schiaretti, subyacen la mayoría de las acciones de Unión por Córdoba (UPC).
El oficialismo espera que las obras y los programas que tiene en marcha este Gobierno sean su mejor carta de promoción el año que viene cuando quede levantada la bandera de inicio de la carrera proselitista. Eso explica la concentración de esfuerzos en ese punto.
Sin embargo, también es real que, con el reloj corriendo, el peronismo cordobés no tiene tiempo que perder y debe trabajar en aceitar muy bien su estructura para blindar el Panal frente a la intención política de Cambiemos. Por eso, ya puso en marcha su engranaje político partidario con destino final en las próximas elecciones.
Y quienes movieron una ficha en esa dirección esta semana, fueron las mujeres del PJ cordobés. Funcionarias provinciales, intendentas, jefas comunales, legisladoras, diputadas y concejalas se encontraron en el Centro Cívico para avanzar sobre una agenda concreta de temas de género, para debatir sobre la realidad política pero también para analizar el escenario electoral y rediscutir su rol.
La grilla femenina de dirigentes del PJ se propone demandar internamente los lugares que dicen merecer, más allá de lo que por ley se está obligado a cumplir, por ejemplo, al momento de la confrmación de la lista de candidatos a la Legislatura de Córdoba según establece la norma de cupo femenino.
Las mujeres del peronismo están dispuestas a salir a disputar los espacios de poder y a pulsear por lugares expectables en la oferta electoral con la que UPC se subirá al ring electoral el año que viene.
Pero para ello, la diputada Alejandra Vigo quien encabezó el cónclave, consideró necesario reforzar la capacitación y formación de las dirigentes para construir más cuadros políticos y subir así las acciones internas dentro del partido.
Se les pidió salir de la lógica del cupo y ser más irruptivas dentro del espacio político y en cada una de las funciones que a cada una le toca cumplir.
En reiteradas oportunidades se la escuchó decir a Vigo que serán las mujeres las que pueden garantizar el triunfo del PJ el año próximo, considerando fundamental el trabajo dirigencial y territorial femenino. Ahora, volvió a apelar a esa convicción y alentó a las presentes a consolidarse como bloque. “La sororidad también debe llegar al peronismo”, se escuchó decir también de una de las presentes.

Ser protagonistas
En el diagnóstico actual que trazaron, concluyeron que frente a la ola imparable de conquistas de las mujeres en distintos ámbitos, el peronismo debe ser parte, acompañando y liderando esos nuevos procesos.
La reunión congregó a peronistas que hoy cumplen distintas funciones dentro de la estructura del Estado más allá de su militancia partidaria. Entre ellas, estuvieron Nora Bedano, Claudia Martínez, Sandra Trigo, Tania Kyshakevych, Graciela Brarda, Nilda Roldán, Victoria Flores, Nadia Fernández, entre otras.
En sintonía con el planteo que se viene engendrando, a fines del año pasado, cuando el gobernador Schiaretti anunció pequeños retoques en su gabinete incorporó tres mujeres a su equipo.
De las cuatro nuevas designaciones sólo dos respondieron a cambios obligados que debía hacer el mandatario tras la salida de su esposa de la secretaría de Equidad y Promoción del Empleo, donde asumió Laura Jure; y de quien era el titular de la Agencia Córdoba Joven, que fue reemplazada por Julieta Rinaldi. En cambio, el nombramiento de la legisladora ex K, Nora Bedano, al frente de la Agencia Córdoba Cultura, respondió más bien a una decisión política tomada por