Correctivo de UPC a ediles díscolos de Mestre

Los concejales peronistas Adrián Brito y Nadia Fernández defendieron la legitimidad del convenio del Surrbac y su vigencia en el esquema de recolección de residuos que debutará el 1 de octubre. Laura Sesma y Abelardo Losano habían intimado a las empresas para que renegocien beneficios.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los responsables de garantizar la paz interna en el bloque Juntos por Córdoba tiraron la toalla. Cada uno de sus miembros goza de absoluta libertad para desplegar estrategias políticas o expresar puntos de vista sin importar si pueden comprometer al Ejecutivo municipal.
La anarquía les sienta bien al macrista Abelardo Losano y la socialdemócrata Laura Sesma. En la licitación del servicio de higiene urbana encontraron una cantera que no piensan abandonar, pese a que el proceso de adjudicación se consumó y debutaría el primer día de octubre. Este medio adelantó que enviaron cartas documento al directorio de Lusa, Cotreco y Esop para que denuncien el convenio colectivo de trabajo del Surrbac.
La dupla legislativa consideró que el acuerdo contiene “cláusulas abusivas y ruinosas para los intereses de los vecinos” y recomendaron a Mestre “un control eficiente en todos sus gastos”. Ilustraron su incursión legal con un informe que comparaba el sueldo de un chofer recolector patrocinado por Mauricio Saillen y el de un empleado rosarino, donde rigen las reglas del juego marcadas por el líder de Camioneros, Hugo Moyano. El resultado arrojaba una diferencia de haberes del 42% a favor de los afiliados del sindicalista cordobés.
Probablemente, el oficialismo en el Concejo haya resuelto ignorar las incursiones y planteos de sus compañeros de bancada. Sorprende que una defensa que se hubiera esperado de radicales o macristas surgió de las filas de Unión por Córdoba.
“Si bien es cierto que el plazo de vigencia de los convenios existentes está por expirar, no menos cierto es que en negociación colectiva rige el principio de ultractividad, con lo cual los convenios continúan con plena vigencia hasta tanto alguna de las partes lo denuncien o bien se suscriba alguno nuevo”, explicó el concejal peronista Adrián Brito.
Teniendo en cuenta que ninguna de las compañías aprovechó el contexto de cuestionamientos públicos a los beneficios salariales de los recolectores o las dificultades manifiestas del municipio para limitar el gasto en Higiene urbana, el ex ministro de Trabajo de la Provincia sugiere que el planteo de Sesma y Losano no tiene sustento político, ni legal.
“Al momento de la licitación y de la adjudicación, los participantes tuvieron en cuenta los convenios existentes, con su correspondiente impacto salarial, con lo cual no resulta oportuno el pedido de los ediles, quienes votaron favorablemente los pliegos licitatorios”, recordó la participación activa de sus pares en la aprobación de condiciones que hoy denuncian.
Su compañera de bancada, Nadia Fernández se expresó en términos similares: “Responsabilizar a los barrenderos y recolectores del servicio de higiene urbana de la ciudad de córdoba de la tremenda crisis ambiental que viven los cordobeses, no sólo es ridículo sino que además es irresponsable y que trasluce una ignorancia política de características mayúsculas”.
El ex candidato a viceintendente reprobó, además, a Sesma y Losano por opinar sobre encuadramientos sindicales. “Su opinión y/o actuación es una práctica desleal en los términos de la Ley de Asociaciones Sindicales. Si bien esta conducta es atribuible a las patronales, la comparación se hace por el carácter solidario de la Municipalidad”, advirtió Brito, quien recuerda que este tipo de discusiones deben canalizarse a través de una comisión arbitral, luego el Ministerio de Trabajo de la Nación y finalmente por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.
Finalmente, reprochó la sugerencia de los ediles de Cambiemos de insistir con el recorte de beneficios laborales. “Las modificaciones de las Convenciones Colectivas de Trabajo nunca deberían ser en perjuicio de los trabajadores, no se puede admitir el recorte de derechos y conquistas que han sido debidamente homologadas por la Autoridad de Aplicación Nacional, completó.

 

Sesma y Saillen suman nuevo duelo judicial

“Si quiere protagonismo en los medios nosotros vamos a colaborar, va a tener que dar explicaciones en la justicia sobre estas acusaciones y ofensas. Vamos a realizar una demanda civil por daños y perjuicios en contra la edila Laura Sesma porque sus dichos resultan injuriosos y calumniosos. Que se haga cargo frente a la justicia de sus dichos maliciosos”, así termina el último comunicado del responsable del Surrbac, Mauricio Saillen.
El nuevo duelo en barandillas llegó luego que Sesma y el macrista Abelardo Losano compararan salarios de un chofer recolector de Rosario con uno de Córdoba. Para el dirigente gremial, los ediles no imputaron en su planilla el gasto por la contratación a una empresa privada que recoge los desbordes de residuos de los contenedores. “Este costo, sumado al presupuesto de recolección y barrido deja muy por arriba el monto final que la Municipalidad de Rosario abona en total para recoger los residuos y barrer las calles”, destacó.