Diego Mestre contra planteo opositor en UCR: “ilógico e irracional”

El presidente del Comité Capital descalificó las críticas de la alianza que lideran los grupos negrista, aguadista y nicolacista.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El presidente del Comité Capital de la Unión Cívica Radical, Diego Mestre, cuestionó ayer las razones que le adjudica a la alianza opositora integrada por los grupos que lideran Mario Negri (Morena), Oscar Aguad (Marea Radical) y Miguel Nicolás (Fuerza Renovadora) para pelear por la conducción partidaria en las internas del 22 de julio.
Diego Mestre dijo a Alfil que el planteo de la coalición Radicalismo que Viene es “hasta ilógico e irracional” porque, aseguró, se trata sólo de reclamar por unos secretarios y unos congresales “más o menos” para los sectores que la integran. Puntualmente, sostuvo que los operadores de Marea Radical pidieron tres congresales más, y los de Morena, otro secretario.
Asimismo, el hermano del intendente y diputado nacional, remarcó que “es falso que no hubo diálogo” en los días previos a la presentación de las alianzas, tal como denuncian los opositores al mestrismo capitalino. Cabe recordar que a nivel provincial se cerró un acuerdo para que cada núcleo interno conserve los cargos que tiene, tanto en cantidad como en ubicación y en género; además, se aconsejó a los comités departamentales y locales que hagan lo mismo, lo cual, como se ve, fracasó nada menos que en la políticamente clave ciudad de Córdoba.
Mestre contó que se sentó a conversar con Sergio Piguillem, de Asamblea Radical; Martín Lucas, de Identidad Radical; Javier Orgaz, de Línea Córdoba; grupos que terminaron aliados en la coalición Roja y Blanca junto con Córdoba con Todos. También, con Miguel Nicolás, de Fuerza Renovadora; Antonio Márquez, de Morena; y Daniel Márquez, de Marea Radical.
“Los llamé a todos el día anterior al plazo de presentación de las alianzas. Los convoqué y quedó en claro que Marea tenía la intención de ir a una interna porque, decían, no están bien representados, pese al acuerdo de mantener el statu quo”, afirmó el actual presidente del Comité.
Mestre agregó que habría encontrado razonable la formación de un frente opositor “si hubiese una crítica, por lo menos, a la forma de conducir el partido, y si daban a conocer un proyecto alternativo”.
Además, defendió la forma de conducir el Comité Capital en los últimos dos años. “Hicimos lo que nosotros llamamos un radicalismo callejero, porque no nos quedamos en la Casa Radical, sino que salimos a recorrer los barrios, lo cual ha sido valorado y bien visto”, recalcó.
Para Mestre, la interna a la que se dirige el radicalismo “no hace al fortalecimiento” del partido por estar impulsada, señaló, por el deseo de obtener un par de cargos. Asimismo, opinó que “sería un error” que la interna esté motivada por la futura selección de candidatos para el 2019, donde la alianza opositora tiene un aspirante a la Gobernación, Mario Negri, y dos a la Intendencia, Rodrigo de Loredo y Juan Negri. Por tal razón, instó a que la UCR llegue “unida” a la definición de los candidatos dentro de la alianza Cambiemos.

Diálogo
Mestre contó que ayer mismo tenía agendadas conversaciones con los representantes de sus aliados -“los que quedamos de este lado”, según los calificó- para cerrar los detalles. El presidente del Comité Capital insistió con que no está definido que sea el candidato a la reelección por la alianza Roja y Blanca, aunque ningún otro nombre circule como una opción a un día del vencimiento del plazo para presentar las listas. “No se habló de mi candidatura”, expresó. De todos modos, reconoció que quien sea que encabece la lista saldrá del grupo mestrista Confluencia, que es el oficialismo en la ciudad de Córdoba desde 2006.
Pese a tantos aprontes, manifestó la disposición a dialogar con los jefes del Radicalismo que Viene para llegar a un acuerdo agónico, de los que caracterizan los procesos internos en la UCR.