Críticas de aliados de Mestre al Radicalismo que Viene

Elecciones por el Comité Capital. Objeciones a la coalición de Negri, Aguad y Nicolás.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Juan Carlos Gait – Javier Fabre

Dos de los grupos aliados al mestrismo capitalino salieron ayer a criticar a la coalición Radicalismo que Viene, que formaron el negrismo, el aguadismo y el nicolacismo para disputar el Comité de la Unión Cívica Radical en la ciudad de Córdoba.
En la UCR se formaron el sábado pasado dos alianzas para competir en las elecciones internas del 22 de julio por la conducción del Comité Capital: Roja y Blanca, y Radicalismo que Viene. La primera está integrada por el núcleo mestrista Confluencia, los alfonsinistas Identidad Radical y Asamblea Radical, la angelocista Línea Córdoba y el grupo Córdoba con Todos. En tanto, en Radicalismo que Viene confluyeron el negrismo de Morena, el aguadismo de Marea Radical y el nicolacismo de Fuerza Renovadora.
Roja y Blanca llevará como candidato a presidente a Diego Mestre, quien irá por su reelección, mientras que Radicalismo que Viene tendría como candidato al nicolacista Guillermo Farías, ex titular del Comité Capital en 2004. El cronograma electoral indica que el 12 de junio deben presentarse las listas.
Ayer mismo comenzaron los disparos, desde la trinchera Roja y Blanca contra la inesperada coalición no mestrista. El presidente de la Junta Provincial Córdoba con Todos, Juan Carlos Gait, afirmó que “está absolutamente claro que el radicalismo tiene los candidatos más competitivos que pueda exhibir Cambiemos para el 2019, y es lamentable que algunos entiendan que limando la imagen de nuestros referentes se llega a eso”. “Ramón Mestre -continuó- es el más firme candidato a gobernador; no salgo de mi asombro al ver que experimentados dirigentes, en un inmaduro gesto de mezquindad, hayan planteado una interna partidaria en la ciudad Capital”. “Tal vez para poner en dudas el natural liderazgo del intendente intentando, oportunamente, vaya a saber qué beneficio”, reflexionó. Y concluyó: “Nosotros somos un núcleo interno que va a privilegiar, por encima de cualquier interés sectorial, el retorno de la UCR al gobierno para devolverle la dignidad a los cordobeses”.
Desde la Línea Córdoba también surgió una respuesta. El titular del núcleo angelocista, Javier Fabre, contó que inicialmente pensaban participar de la alianza Radicalismo que Viene porque “la idea era equilibrar el poder partidario mediante un proyecto superador y generoso en sus procesos de selección de candidatos”. Pero, continuó relatando, “después de suspender varias reuniones del viernes, nos convocan para el sábado”. “Cuando llegamos nos enteramos que ya estaba todo resuelto y los candidatos puestos. Nos llamaron para simplemente firmar un contrato de adhesión sin posibilidad de discutir nada. Ante esto, nos retiramos, porque no existe una verdadera opción”, protestó. Sin demasiado entusiasmo por la alianza Roja y Blanca, consideró que la elección interna del 22 de julio “no deja de ser una primaria panmestrista, y ante la similitud de metodologías optamos por el mestrismo original y no por su copia”.

Acuerdo provincial
A nivel provincial hubo un acuerdo entre todos los grupos internos, conocido como el Statu Quo, por el cual cada uno conservará lo que actualmente tiene en los organismos partidarios, tanto en cantidad como en ubicación y género.